News Ticker

Menu

Browsing "Older Posts"

La economía circular tiene la clave.

11 de diciembre de 2019 / No Comments

En los últimos años cada vez más se habla de sostenibilidad en un mundo que demanda cambios en sus sistemas de producción, mejoras en los niveles de bienestar y equilibrio en los ecosistemas. Iniciemos por reconocer que formamos parte de un planeta caracterizado por ciclos bióticos y abióticos en equilibrio dinámico que son la fuente de todos los recursos necesarios para nuestras vidas, por lo que sus relaciones deben ser interpretadas, entendidas y respetadas para no causar daños ambientales, a veces irreparables.

Sin embargo, nuestras actividades productivas requieren de forma creciente recursos (materia prima) y entregan gran cantidad de residuos contaminantes que causan enormes tensiones en el ambiente. Esto hace que nuestra relación con el medio sea cada vez más compleja afectando las demás formas de vida del planeta. De ahí que no es viable que las empresas continúen trabajando como lo vienen haciendo por lo que es necesario que incorporen la sostenibilidad en su propuesta de valor y en sus planes de negocio.

Desde la Primera Revolución Industrial (siglo XVIII) la forma tradicional de producir se basa en un modelo de economía lineal que consiste en tomar, hacer y disponer, es decir, tomar recursos como materia prima, transformarlos en productos o servicios, usarlos y desecharlos en vertederos. De ahí que la economía circular propone un nuevo sistema empresarial con mayor armonía entre los materiales, los recursos y las formas de utilizarlos. A esto se le llama sostenibilidad y se expresa en el necesario equilibrio entre las dimensiones social, económica y ambiental para producir sin alterar en demasía el entorno y sin agredir drásticamente las capacidades de resiliencia de la naturaleza.

De forma que, con base en estas tres dimensiones, a través de la producción de bienes se origine capital social, económico y natural. Capital social considerado como empresas que generan bienestar a la comunidad en términos de empleo, calidad de vida, salarios dignos, desarrollo y progreso. Capital económico referido a la riqueza, a la generación de valor a través de la venta de productos o servicios que se debe transferir a la misma empresa y a los accionistas e inversores. Capital natural alusivo a los recursos bióticos o abióticos del entorno y que las empresas deberían multiplicar. Entonces, una empresa es considerada sostenible cuando trabaja de forma simultánea en estas dimensiones, no solo en la económica.

Los ecosistemas y la economía.

Total, que la economía circular es un concepto que interpreta la forma en la que la naturaleza desarrolla sus procesos, pues en ella se dan ciclos sin generar residuos ya que todo se reincorpora. Es adoptar un modelo económico donde todo gire entre los materiales que se usan. A diferencia de la lineal, la economía circular propende por regenerar la capacidad del sistema sin que los recursos pierdan valor, evitando tomar de forma recurrente materias primas del medio. Esto es posible alcanzarlo si desde el diseño del producto se prevé cómo hacerlo para lograr sostenibilidad. Es generar abundancia, pero rompiendo con el paradigma que abundancia es usar y botar, por lo que la economía circular diferencia entre el ciclo biológico y el ciclo técnico.

Estamos ante nuevas realidades donde los residuos se les consideran recursos. Hay que pensar en la diversidad de la naturaleza, en los sistemas bióticos y abióticos que la definen y en los costos reales de utilizarlos teniendo en cuenta el valor que para el sistema tiene un determinado material. Esto nos lleva a considerar el principio de la Cuna a la Cuna (Cradle to Cradle) que nos propone el desarrollo de materiales sanos y reutilizables, energías renovables, manejo responsable del agua y justicia social como un valor agregado a la sociedad. Se fundamenta en diseñar productos y materiales reutilizándolos perpetuamente a través de metabolismos biológicos y técnicos sustituyendo el concepto de residuos por el de alimentos en la naturaleza, preservando la diversidad como elemento esencial para mantener la capacidad de resiliencia del entorno.

Otro concepto que contribuye a estos propósitos es la biomímesis, ciencia innovadora que se inspira en la naturaleza y se enfoca en el estudio de las mejores ideas de ella para luego imitar estos diseños y procesos con el fin de resolver problemas humanos. Esto se expresa en el estudio, por ejemplo, de cómo una hoja usa energía solar para hacer fotosíntesis y el diseño de una célula fotovoltaica para transforma la luz solar en energía eléctrica.  Es ver y valorar la naturaleza, apreciándola no por lo que podemos extraer de ella, sino por lo que podemos aprender del mundo natural.

Artículo publicado en la Edición 65 (oct - dic 2019) de la revista Dimensión Económica.

Armando Rodríguez Jaramillo
@naocluster
@arj_opina



Positivo balance del Clúster Quesero tras la visita a Colombia

/ No Comments

Días pasados, integrantes de la comisión directiva del Cluster Quesero de Tandil fueron invitados a participar de la “Expo Lácteos 2019”, un evento de gran importancia que tuvo lugar en la ciudad de Valledupar, Colombia.

La propuesta de concurrir a dicha feria sectorial llegó de la mano de la Cámara de Comercio de Valledupar, una institución socia estratégica para el Cluster en el Programa AL-Invest 5.0 “Un crecimiento integrador para la cohesión social en América Latina”, financiado por la Unión Europea. En la oportunidad viajaron el presidente de la institución, Raúl Mastrángelo, y el tesorero Martín Tuculet.

El jueves 5 de diciembre se dio inicio al evento a partir de las 8 para dar paso a Futurexpo de Procolombia, donde se trataron temas como el aprovechamiento de oportunidades, los acuerdos comerciales y mercados estratégicos. La comitiva tandilense mantuvo encuentros con funcionarios locales y provinciales, entre los que se encontraban el gobernador Franco Ovalle, el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Valledupar José Luís Urón Márquez, y representantes del Ministerio de Agricultura, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, entre otros.

Leer noticia completa en ElEco La Ciudad

La competitividad se dio cita en Villavicencio.

5 de diciembre de 2019 / No Comments

Luego de aproximadamente una década de encuentros de comisiones regionales de competitividad e innovación (CRCI) podría afirmar, sin temor a equívoco, que el de este año en Villavicencio (28 y 29 de noviembre) bajo el eslogan «Liderazgo para la competitividad regional», se recordará como uno de los mejores, sino el más destacado.

El primer punto positivo fue la asistencia masiva de dirigentes públicos y privados que lideran el proceso. Me refiero al Ministro de Turismo, Industria y Comercio, José Manuel Restrepo Abondano, y sus viceministros de Desarrollo Empresarial y de Comercio Exterior, Departamento Nacional de Planeación, Consejería Presidencial para la Competitividad, Consejo Privado de Competitividad, Confecámaras, numerosas cámaras de comercio y 32 comisiones regionales; además de siete gobernadores electos y de los mandatarios anfitriones. Esto realzó la reunión y revalidó la importancia del Sistema Nacional de Competitividad e Innovación (SNCI) para el desarrollo productivo del país.

De tal forma que el encuentro fue lo que siempre ha debido ser, un ejercicio de inteligencia colectiva, un espacio de diálogo entre comisiones con el gobierno nacional alrededor de modelos de desarrollos competitivos, sostenibles e incluyentes. En pocas palabras, una estrategia orientada hacia el bienestar general. Por tanto, podría decirse que se pasó de reuniones en las que los asistentes escuchaban discursos de altos funcionarios y de paso expresaban sus molestias por la indiferencia oficial y la limitada capacidad de gestión de sus organizaciones, a tener espacios de diálogo dinámico de mayor interacción, proactividad y consenso.

El Decreto 1651.
Es pertinente considerar que la cita fue precedida de la promulgación del Decreto 1651 del 11 de septiembre de 2019 que organiza el funcionamiento del SNCI, norma que ha generado no pocas expectativas en asuntos tales como: a) El fortalecimiento del Comité de Regionalización como instancia para promover la alineación y articulación de la oferta de instrumentos de política pública que desarrollan entidades de gobierno, tanto nacionales como territoriales, en un esfuerzo por descentralizar la gestión de la competitividad; b) La reorganización de las CRCI para hacerlas más operativas entregándoles a las cámaras de comercio sus secretaría técnicas con funciones tácticas y de apoyo administrativo; y c), La definición de instrumentos de gestión representado en las agendas nacional y regionales de competitividad e innovación (ANCI y ADCI) con sus respectivas apuestas productivas y programas y proyectos a ejecutar, lo que permitirá, a mi juicio, superar la inmovilidad observada con los planes regionales de competitividad.

En cuanto a las agendas de competitividad, es indudable que en poco tiempo han contribuido a generar capacidades locales para identificar, formular y ejecutar proyectos; además de canales de diálogo con el gobierno en torno a proyectos de desarrollo, y no alrededor de la capacidad de lobby que cada departamento tenga.

El escenario sirvió para ratificar, mediante la firma de un convenio con el Ministerio de Comercio, Industria y Comercio, el compromiso que Confecámaras y las cámaras de comercio tienen con la competitividad. En consecuencia, se validó el apoyo y acompañamiento del sistema cameral a las CRCI para la formulación y ejecución de las ADCI y adecuación de la comisiones a las disposiciones del Decreto 1651 en asuntos de organización, gobernanza, sostenibilidad y financiamiento, así como en la articulación de los territorios con el nivel central.

Las REIP
Un aspecto que despuntó fue la presentación por parte del Ministerio de las Regiones Estratégicas de Internacionalización Prioritaria (REIP) de Oriente (Santander y Norte de Santander) y Eje Cafetero - Valle del Cauca, estrategia que pretende articular los instrumentos de política nacional y territorial orientados a la promoción internacional, atracción de inversión extranjera directa e incremento de exportaciones no minero energéticas. Esto a partir de las fuentes de ventajas competitivas sectoriales y territoriales, así como de los beneficios existentes del orden nacional y territorial.

El Comité de Regionalización.
Un hecho relevante lo constituyó el informe de gestión de la Alta Consejería para la Competitividad y el Viceministerio de Desarrollo Económico en relación con el Comité de Regionalización que preside la Vicepresidencia de la República y que se encarga de coordinar y articular las actividades y acciones en materia de competitividad e innovación entre nivel nacional y regional. En esta ocasión se eligieron las seis comisiones (Bogotá-Cundinamarca, Cauca, Guaviare, Magdalena, Meta y Quindío) que representarán a los 32 departamentos ante el Comité de Regionalización en 2020, y la que tendrá la vocería (Magdalena) ante la Comisión Nacional de Competitividad e Innovación

Que el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario hubieran publicado la víspera el Índice Departamental de Competitividad 2019, puso en el debate la necesidad de contar con indicadores de base más robustos para comparar, identificar y cerrar brechas con el fin disminuir la inequidad entre los departamentos que exhiben mayores capacidades y los que acusan marcadas limitaciones.

Los desafíos.
Al final, a manera de colofón, se mencionaron varios desafíos de las CRCI en su misión de proyectar un desarrollo más incluyente y equitativo en sus territorios, retos relacionados con los siguientes aspectos, entre otros:


1) Es necesario entender la competitividad como una estrategia enfocada a dotar a las regiones de un modelo de desarrollo sostenible e incluyente con el fin de crear empresas y fortalecer las existentes, atraer inversión, generar empleo, conectar a las regiones con cadenas globales de valor, apropiar la innovación, generar empleo y procurar bienestar y calidad de vida.

2) Se requiere dotar de legitimidad a la competitividad atrayendo un mayor número de empresarios, vinculando más universidades y haciendo que sus paradigmas lleguen a la ciudadanía en general.

3) Es preciso que las ADCI y la gestión de la competitividad se incluyan en los planes de desarrollo departamentales de los nuevos mandatarios territoriales. De esto dependerá en buena medida la continuidad de la gestión, la sostenibilidad y la gobernanza de las CRCI 


4) Es fundamental lograr que gobernantes, líderes políticos y dirigentes públicos y privadas integren a sus discursos el tema del desarrollo productivo, esto apreciaría la competitividad y productividad las regiones.  

Armando Rodríguez Jaramillo
@naocluster
@arj_opina

MinComercio anuncia estrategia de internacionalización para las zonas de Eje Cafetero – Valle y de Oriente

/ No Comments

Las Regiones Estratégicas de Internacionalización Prioritaria (REIP) buscan articular los instrumentos del orden nacional y territorial, para el aprovechamiento de mercados externos y la atracción de inversión. Además, trabajarán en tres frentes: promoción internacional de las regiones, atracción de inversión extranjera directa e incremento de exportaciones no minero energéticas. 

Las REIP serán lideradas por las CRCI’s de los departamentos, las agencias de inversión regionales APRIS, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y ProColombia.

En el marco del Encuentro Nacional de Comisiones Regionales de Competitividad, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo anunció la puesta en marcha de la iniciativa denominada Regiones Estratégicas de Internacionalización Prioritaria (REIP), para las zonas de Eje Cafetero-Valle y de Oriente (Santander y Norte de Santander).

La herramienta articula los instrumentos de política del orden nacional y territorial, a partir de las ventajas competitivas sectoriales y territoriales, para aumentar las exportaciones no minero energéticas, atraer mayor inversión extranjera directa de eficiencia y posicionar estos territorios en los mercados internacionales.


INNOVALAB, Centro de Innovación y Diseño Empresarial en Bogotá

/ No Comments

INNOVALAB, es un espacio enfocado en el acompañamiento a los empresarios y emprendedores de Bogotá – Región.

La Cámara de Comercio de Bogotá lanza INNOVALAB, Centro de Innovación y Diseño Empresarial que, a partir del 4 de diciembre de 2019, abre sus puertas abre sus puertas en la calle 93 con carrera 15 en Bogotá – antigua sede norte de la Cámara – un espacio enfocado al acompañamiento a los empresarios emprendedores de Bogotá – Región con el propósito de generar y acelerar sus proyectos de innovación, y de sofisticar el portafolio de productos y servicios de sus empresas.

Leer noticia completa en Cámara de Comercio de Bogotá.