News Ticker

Menu

Browsing "Older Posts"

La economía circular tiene la clave.

11 de diciembre de 2019 / No Comments

En los últimos años cada vez más se habla de sostenibilidad en un mundo que demanda cambios en sus sistemas de producción, mejoras en los niveles de bienestar y equilibrio en los ecosistemas. Iniciemos por reconocer que formamos parte de un planeta caracterizado por ciclos bióticos y abióticos en equilibrio dinámico que son la fuente de todos los recursos necesarios para nuestras vidas, por lo que sus relaciones deben ser interpretadas, entendidas y respetadas para no causar daños ambientales, a veces irreparables.

Sin embargo, nuestras actividades productivas requieren de forma creciente recursos (materia prima) y entregan gran cantidad de residuos contaminantes que causan enormes tensiones en el ambiente. Esto hace que nuestra relación con el medio sea cada vez más compleja afectando las demás formas de vida del planeta. De ahí que no es viable que las empresas continúen trabajando como lo vienen haciendo por lo que es necesario que incorporen la sostenibilidad en su propuesta de valor y en sus planes de negocio.

Desde la Primera Revolución Industrial (siglo XVIII) la forma tradicional de producir se basa en un modelo de economía lineal que consiste en tomar, hacer y disponer, es decir, tomar recursos como materia prima, transformarlos en productos o servicios, usarlos y desecharlos en vertederos. De ahí que la economía circular propone un nuevo sistema empresarial con mayor armonía entre los materiales, los recursos y las formas de utilizarlos. A esto se le llama sostenibilidad y se expresa en el necesario equilibrio entre las dimensiones social, económica y ambiental para producir sin alterar en demasía el entorno y sin agredir drásticamente las capacidades de resiliencia de la naturaleza.

De forma que, con base en estas tres dimensiones, a través de la producción de bienes se origine capital social, económico y natural. Capital social considerado como empresas que generan bienestar a la comunidad en términos de empleo, calidad de vida, salarios dignos, desarrollo y progreso. Capital económico referido a la riqueza, a la generación de valor a través de la venta de productos o servicios que se debe transferir a la misma empresa y a los accionistas e inversores. Capital natural alusivo a los recursos bióticos o abióticos del entorno y que las empresas deberían multiplicar. Entonces, una empresa es considerada sostenible cuando trabaja de forma simultánea en estas dimensiones, no solo en la económica.

Los ecosistemas y la economía.

Total, que la economía circular es un concepto que interpreta la forma en la que la naturaleza desarrolla sus procesos, pues en ella se dan ciclos sin generar residuos ya que todo se reincorpora. Es adoptar un modelo económico donde todo gire entre los materiales que se usan. A diferencia de la lineal, la economía circular propende por regenerar la capacidad del sistema sin que los recursos pierdan valor, evitando tomar de forma recurrente materias primas del medio. Esto es posible alcanzarlo si desde el diseño del producto se prevé cómo hacerlo para lograr sostenibilidad. Es generar abundancia, pero rompiendo con el paradigma que abundancia es usar y botar, por lo que la economía circular diferencia entre el ciclo biológico y el ciclo técnico.

Estamos ante nuevas realidades donde los residuos se les consideran recursos. Hay que pensar en la diversidad de la naturaleza, en los sistemas bióticos y abióticos que la definen y en los costos reales de utilizarlos teniendo en cuenta el valor que para el sistema tiene un determinado material. Esto nos lleva a considerar el principio de la Cuna a la Cuna (Cradle to Cradle) que nos propone el desarrollo de materiales sanos y reutilizables, energías renovables, manejo responsable del agua y justicia social como un valor agregado a la sociedad. Se fundamenta en diseñar productos y materiales reutilizándolos perpetuamente a través de metabolismos biológicos y técnicos sustituyendo el concepto de residuos por el de alimentos en la naturaleza, preservando la diversidad como elemento esencial para mantener la capacidad de resiliencia del entorno.

Otro concepto que contribuye a estos propósitos es la biomímesis, ciencia innovadora que se inspira en la naturaleza y se enfoca en el estudio de las mejores ideas de ella para luego imitar estos diseños y procesos con el fin de resolver problemas humanos. Esto se expresa en el estudio, por ejemplo, de cómo una hoja usa energía solar para hacer fotosíntesis y el diseño de una célula fotovoltaica para transforma la luz solar en energía eléctrica.  Es ver y valorar la naturaleza, apreciándola no por lo que podemos extraer de ella, sino por lo que podemos aprender del mundo natural.

Artículo publicado en la Edición 65 (oct - dic 2019) de la revista Dimensión Económica.

Armando Rodríguez Jaramillo
@naocluster
@arj_opina



La competitividad se dio cita en Villavicencio.

5 de diciembre de 2019 / No Comments

Luego de aproximadamente una década de encuentros de comisiones regionales de competitividad e innovación (CRCI) podría afirmar, sin temor a equívoco, que el de este año en Villavicencio (28 y 29 de noviembre) bajo el eslogan «Liderazgo para la competitividad regional», se recordará como uno de los mejores, sino el más destacado.

El primer punto positivo fue la asistencia masiva de dirigentes públicos y privados que lideran el proceso. Me refiero al Ministro de Turismo, Industria y Comercio, José Manuel Restrepo Abondano, y sus viceministros de Desarrollo Empresarial y de Comercio Exterior, Departamento Nacional de Planeación, Consejería Presidencial para la Competitividad, Consejo Privado de Competitividad, Confecámaras, numerosas cámaras de comercio y 32 comisiones regionales; además de siete gobernadores electos y de los mandatarios anfitriones. Esto realzó la reunión y revalidó la importancia del Sistema Nacional de Competitividad e Innovación (SNCI) para el desarrollo productivo del país.

De tal forma que el encuentro fue lo que siempre ha debido ser, un ejercicio de inteligencia colectiva, un espacio de diálogo entre comisiones con el gobierno nacional alrededor de modelos de desarrollos competitivos, sostenibles e incluyentes. En pocas palabras, una estrategia orientada hacia el bienestar general. Por tanto, podría decirse que se pasó de reuniones en las que los asistentes escuchaban discursos de altos funcionarios y de paso expresaban sus molestias por la indiferencia oficial y la limitada capacidad de gestión de sus organizaciones, a tener espacios de diálogo dinámico de mayor interacción, proactividad y consenso.

El Decreto 1651.
Es pertinente considerar que la cita fue precedida de la promulgación del Decreto 1651 del 11 de septiembre de 2019 que organiza el funcionamiento del SNCI, norma que ha generado no pocas expectativas en asuntos tales como: a) El fortalecimiento del Comité de Regionalización como instancia para promover la alineación y articulación de la oferta de instrumentos de política pública que desarrollan entidades de gobierno, tanto nacionales como territoriales, en un esfuerzo por descentralizar la gestión de la competitividad; b) La reorganización de las CRCI para hacerlas más operativas entregándoles a las cámaras de comercio sus secretaría técnicas con funciones tácticas y de apoyo administrativo; y c), La definición de instrumentos de gestión representado en las agendas nacional y regionales de competitividad e innovación (ANCI y ADCI) con sus respectivas apuestas productivas y programas y proyectos a ejecutar, lo que permitirá, a mi juicio, superar la inmovilidad observada con los planes regionales de competitividad.

En cuanto a las agendas de competitividad, es indudable que en poco tiempo han contribuido a generar capacidades locales para identificar, formular y ejecutar proyectos; además de canales de diálogo con el gobierno en torno a proyectos de desarrollo, y no alrededor de la capacidad de lobby que cada departamento tenga.

El escenario sirvió para ratificar, mediante la firma de un convenio con el Ministerio de Comercio, Industria y Comercio, el compromiso que Confecámaras y las cámaras de comercio tienen con la competitividad. En consecuencia, se validó el apoyo y acompañamiento del sistema cameral a las CRCI para la formulación y ejecución de las ADCI y adecuación de la comisiones a las disposiciones del Decreto 1651 en asuntos de organización, gobernanza, sostenibilidad y financiamiento, así como en la articulación de los territorios con el nivel central.

Las REIP
Un aspecto que despuntó fue la presentación por parte del Ministerio de las Regiones Estratégicas de Internacionalización Prioritaria (REIP) de Oriente (Santander y Norte de Santander) y Eje Cafetero - Valle del Cauca, estrategia que pretende articular los instrumentos de política nacional y territorial orientados a la promoción internacional, atracción de inversión extranjera directa e incremento de exportaciones no minero energéticas. Esto a partir de las fuentes de ventajas competitivas sectoriales y territoriales, así como de los beneficios existentes del orden nacional y territorial.

El Comité de Regionalización.
Un hecho relevante lo constituyó el informe de gestión de la Alta Consejería para la Competitividad y el Viceministerio de Desarrollo Económico en relación con el Comité de Regionalización que preside la Vicepresidencia de la República y que se encarga de coordinar y articular las actividades y acciones en materia de competitividad e innovación entre nivel nacional y regional. En esta ocasión se eligieron las seis comisiones (Bogotá-Cundinamarca, Cauca, Guaviare, Magdalena, Meta y Quindío) que representarán a los 32 departamentos ante el Comité de Regionalización en 2020, y la que tendrá la vocería (Magdalena) ante la Comisión Nacional de Competitividad e Innovación

Que el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario hubieran publicado la víspera el Índice Departamental de Competitividad 2019, puso en el debate la necesidad de contar con indicadores de base más robustos para comparar, identificar y cerrar brechas con el fin disminuir la inequidad entre los departamentos que exhiben mayores capacidades y los que acusan marcadas limitaciones.

Los desafíos.
Al final, a manera de colofón, se mencionaron varios desafíos de las CRCI en su misión de proyectar un desarrollo más incluyente y equitativo en sus territorios, retos relacionados con los siguientes aspectos, entre otros:


1) Es necesario entender la competitividad como una estrategia enfocada a dotar a las regiones de un modelo de desarrollo sostenible e incluyente con el fin de crear empresas y fortalecer las existentes, atraer inversión, generar empleo, conectar a las regiones con cadenas globales de valor, apropiar la innovación, generar empleo y procurar bienestar y calidad de vida.

2) Se requiere dotar de legitimidad a la competitividad atrayendo un mayor número de empresarios, vinculando más universidades y haciendo que sus paradigmas lleguen a la ciudadanía en general.

3) Es preciso que las ADCI y la gestión de la competitividad se incluyan en los planes de desarrollo departamentales de los nuevos mandatarios territoriales. De esto dependerá en buena medida la continuidad de la gestión, la sostenibilidad y la gobernanza de las CRCI 


4) Es fundamental lograr que gobernantes, líderes políticos y dirigentes públicos y privadas integren a sus discursos el tema del desarrollo productivo, esto apreciaría la competitividad y productividad las regiones.  

Armando Rodríguez Jaramillo
@naocluster
@arj_opina

El INNClúster 2019 valió la pena

18 de noviembre de 2019 / No Comments
Caído el telón del Cuarto Congreso Nacional de Iniciativas Clúster – INNClúster 2019 realizado los pasados 7 y 8 de noviembre en el hotel Las Camelias del municipio de Montenegro, departamento de Quindío, me aventuro a expresar diez reflexiones, subjetivas por demás, como quiera que participé en organización y porque acumulo cierto millaje en esta andadura por la competitividad, la innovación y las iniciativas clúster.

1 - La consolidación del INNClúster. Lo que inició en Bogotá en 2016, tal vez motivado por los congresos mundiales y latinoamericanos del TCI Network, y continuó en Barranquilla (2017) y Bucaramanga (2018) con el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, INNpulsa Colombia y sus respectivas cámaras de comercio, ha dejado valiosas experiencias. De ahí que una vez culminado el INNClúster 2019 se puede afirmar que la curva de aprendizaje ha sido rápida y que el Congreso se convirtió en el espacio por excelencia que congrega a los clústeres reconocidos por la Red Clúster Colombia, así como a las entidades públicas y privadas que los apoyan, esto es: gobierno nacional y gobiernos territoriales, gremios, cámaras de comercio, universidades, centros de desarrollo tecnológico y comisiones regionales de competitividad, entre otras.

Hoy se tiene un Congreso que sirve a manera de instrumento de gestión del Gobierno Nacional y las regiones para el desarrollo productivo del país con el fin de contribuir a la consolidación de la competitividad, la productividad y la innovación mediante el impulso de las iniciativas clúster y el fortalecimiento de las capacidades locales.

2 - El compromiso de las Cámaras de Comercio. La vinculación del sistema cameral a través de Confecámaras y de las Cámaras de Comercio de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga fue esencial para apuntalar la estructura y gobernabilidad del INNClúster, no en vano el Programa Rutas Competitivas fue posible, en buena parte, gracias al compromiso asumido por las cámaras de comercio, sin desconocer que hoy cerca de las 2/3 partes de los clústeres en el país son coordinados y apoyados por alguna de estas entidades.

3 - Las giras por los clústeres representativos de la región. La realización de giras por clústeres representativos de Quindío como lo fueron las de cafés especiales, turismo de experiencia y salud y bienestar, representó otra fructífera experiencia al estilo de los congresos internacionales. Este ejercicio permitió a los asistentes conocer los modelos de gobernanza, la estrategia competitiva y sus cadenas de valor a través de actividades de relacionamiento (networking), comparación (benchmarking), transferencia de conocimientos, intercambio de buenas prácticas y posibles alianzas empresariales.

4 - Los encuentros inter-clúster. Estos encuentros, organizados por la Red Clúster e INNpulsa, reunieron gestores y empresarios de iniciativas de cafés especiales, turismo de experiencia y naturaleza, lácteos, construcción y salud. Los inter-clúster fueron novedosos escenarios de diálogo y articulación para identificar necesidades y proyectos comunes, promover la transferencia de buenas prácticas en gestión y motivar posibles alianzas que dinamicen sus cadenas de valor.

5 - La legión extranjera. La nómina de conferenciantes internacionales le imprimió un aire de globalidad al INNClúster 2019. Las participaciones de Tomás Iriondo Astigarraga (País Vasco - España) con clústeres basados en innovación colaborativa, de María Janssen Fernández (Cataluña - España) que disertó sobre gobernanza, de Julián Goñi Melias (Chile) que expuso los desafíos de las iniciativas clúster en la competitividad territorial, de Ulises Alejandro Fernández Gamboa (México) que trató la innovación y tecnología como motor de cambio, y la de los colombianos Daniel Gómez Gaviria y Marco A. Llinás Vargas con la conferencia sobre políticas de desarrollo productivo desde lo local, permitieron a los asistentes contar con un referente global aplicable a la realidad colombiana. Un enorme aporte al Congreso que por momentos hizo pensar que se asistía a un evento internacional.

Cerraron este capítulo Jorge Barragán Atilano de International Youth Foundation para México, Claudia Sepúlveda de la Fundación Suiza de Cooperación para el Desarrollo Técnico (Swisscontact) y Orlando Bergamin - Manager Heidiland Tourism (Suiza). También fue meritorio el apoyo recibido del TCI Network y la participación de representantes de clústeres de Ecuador y Oaxaca – México.


6 - Las firmas de consultoría. Hubo una relevante representación de firmas de consultoría internacionales convocadas por la Red Clúster. Inventta, ClarkeModet y Cluster Development ofrecieron talleres con base en su experticia y conocimientos en temas relacionados con propiedad intelectual como generador de valor en las empresas, innovación colaborativa y acceso a mercados internacionales y estrategia e innovación respectivamente. Esto puso de manifiesto el rol que tiene la consultoría especializada en el fortalecimiento de las iniciativas clúster.

7 - Los conversatorios. Los conversatorios, acertadamente orientados por directivos de cámaras de comercio de Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, contaron con diversas miradas de expertos vinculados a diferentes clústeres, empresas e instituciones que disertaron sobre innovación, brechas de capital humano, cooperación internacional y nuevas tecnologías, aportando todos ellos valiosos conocimientos y experiencias útiles para la consolidación de las cadenas de valor de los clústeres del país.

A esto se sumó el novedoso conversatorio que reemplazó los saludos protocolarios del alto gobierno. Los representantes de Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Andrés Arévalo Pérez), Colombia Productiva (Camilo Fernández de Soto), Innpulsa Colombia (Luis Felipe Barrientos), Consejo Privado de Competitividad (Santiago Matallana Méndez) y Consejería Presidencial para la Competitividad y la Gestión Público-Privada (Paula Escobar García), bajo la moderación de Fernando Vargas Cuevas del BID, entablaron un dinámico debate sobre la visión que desde el Gobierno se tiene del desarrollo de las iniciativas clúster del país.

8 - La Escuela de Formación de Gerentes de Clúster La presentación de la Escuela y su programa de entrenamiento de gerentes y profesionales clúster fue otro gran acierto. La Escuela, que funcionará en la Corporación Universitaria Empresarial Alexander von Humboldt en Armenia, es estructurada por la universidad, Red Clúster y las cámaras de comercio de Medellín y de Armenia y del Quindío, con el aval del Instituto de Competitividad (TCI), los apoyos del MinCIT e Innpulsa, y los respaldos de Confecámaras y las cámaras de comercio de Bogotá, Cali, Barranquilla y Bucaramanga.

Su propósito es continuar el proceso iniciado entre 2013 y 2015 en 18 departamentos por el MinCIT e Innpulsa para generar capacidades regionales y transferir metodologías en formulación de Rutas Competitivas, por lo que su objetivo consiste en capacitar y entrenar en gestión de clúster y su direccionamiento, y brindar herramientas conceptuales y prácticas para el gerenciamiento de estas iniciativas. 

El programa iniciaría en 2020 y sus contenidos se desarrollarán en jornadas presenciales y virtuales orientadas por profesores y expertos nacionales e internacionales que abordarán casos reales y promoverán el intercambio de buenas prácticas mediante conversatorios, talleres y mentorías del TCI.

9 - Aportes del Quindío al Congreso. Desde que se decidió la sede del INNClúster 2019 el Quindío Convention Bureau y Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío aceptaron el reto, enorme por demás, y se comprometieron con la organización del Congreso con el propósito de contribuir a la consolidación de las iniciativas clúster en el país y a la articulación de los actores institucionales y empresariales que las integran, así como de mostrar los avances que en esta materia se han logrado en la región. Un primer balance permite concluir que el objetivo se cumplió gracias al trabajo conjunto con la Gobernación del Quindío, Universidad La Gran Colombia y Sena Quindío, y al apoyo recibido del gobierno nacional y del sistema cameral.

10 - INNClúster 2020 en Cali: Al final la organización le hizo entrega del “testigo” del Quinto Congreso Nacional de Inicativas Clúster - INNCluster 2020 a la Cámara de Comercio de Cali. La próxima cita de las iniciativas clúster será en el Valle del Cauca.  


Armando Rodríguez Jaramillo
@naocluster

La Ferropista Armenia – Ibagué pide pista.

13 de octubre de 2019 / No Comments

 En la versión 17 del Foro Latinoamericano de Liderazgo e Infraestructura CG/LA (Brasilia, 31 de julio - 02 de agosto / 2019), el proyecto Ferropista en la Cordillera Central de Los Andes, Corredor Logístico Bogotá – Buenaventura, Tramo: Ibagué – Armenia, Colombia” figuró de cuarto entre los 100 proyectos estratégicos más importantes de la región.

Esta es una propuesta de Asociación Público Privada de Iniciativa Privada de las firmas ARCS Estudios y Servicios Técnicos, S.L. y UC CONSULT, S.A.S. que fue radicada ante la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para el diseño, construcción y operación de un sistema multimodal de transporte de carga que ha obtenido la Declaración de Viabilidad por parte de ANI al considerarlo “un proyecto estratégico y de interés para la Agencia, por ajustarse a las políticas sectoriales de transporte”.

La propuesta pretende ofrecer una solución eficiente de transporte de carga que facilite el paso a través de la Cordillera Central, eterno cuello de botella para el desarrollo del país. El proyecto, integrador y de carácter multimodal (vial y férreo) para el corredor logístico Bogotá – Buenaventura, se fundamenta en un sistema férreo para el trasbordo de vehículos de carga entre los departamentos de Quindío y Tolima.

El propósito es trasladar los camiones y tractocamiones sobre vagones plataforma que se integrarán a trenes movidos por locomotoras eléctricas para no pasar por el Alto de La Línea (3.300 m.s.n.m.) con el fin de reducir tiempos y costos del viaje, mejorar la eficiencia de las infraestructuras de transporte, disminuir impactos ambientales, impulsar la competitividad y productividad, y mejorar la conectividad en el corredor Bogotá – Buenaventura (520 Km.), principal eje de comercio exterior de Colombia.

El proyecto.

La Ferropista en la Cordillera Central es un enlace ferroviario que conectaría a Armenia e Ibagué mediante un tramo de vía férrea de 55 km. de longitud que incluye un túnel de base de 44,2 + 8 km. bajo la cordillera. Se proyecta una trocha ancha con velocidad de operación ferroviaria de 120 km/h. mediante tracción eléctrica con modernas tecnologías de operación, automatización y centro de control, y dos grandes estaciones de transbordo entre los modos viales y férreos. El sistema permitirá trenes de hasta 800 metros de longitud con locomotora, vagón para conductores y 35 plataformas que transportarían camiones y tracto camiones en un tiempo estimado de 70 minutos, contra las casi cuatro horas que demora el cruce actual por La Línea.
El tráfico promedio diario de camiones, buses y autos entre las ciudades mencionadas, según cifras de Invías, es de 6.500, de los cuales el 66% corresponde a camiones de todo tipo. Esta vía padece de frecuentes trancones ocasionados por congestiones, accidentes, averías y derrumbes, sin que exista una alternativa distinta que la del Alto de Letras por Manizales, vía que, si bien es útil, aleja a los transportadores del corredor Bogotá – Buenaventura. Situación que tiende a empeorar en razón a que se proyecta que los actuales 1,5 millones de camiones al año aumenten a una cifra entre 2,5 y 3 millones a 2027.

El desarrollo esperado.

Un proyecto de esta envergadura, con una de sus estaciones localizada entre Armenia y Calarcá, le traería a Colombia y al Eje Cafetero inmensos beneficios económicos, sociales y ambientales.

Un primer beneficio se relaciona con que esta ferrovía de transbordo que, atravesaría por un túnel la Cordillera Central, no está condicionada a la suerte de los corredores férreos del Pacífico ni del Central, pues podría funcionar de forma independiente, lo que la saca de la parálisis sempiterna de los ferrocarriles en Colombia; sin embargo, ofrecería un punto de articulación entre estos ramales.

Lo segundo beneficio consiste en que se tendría el sistema más sofisticado de transbordo y logística de carga al interior del país, con enormes plataformas articuladas a nuevas zonas francas, parques industriales, superficies comerciales, complejos hoteleros y servicios de logística para cargas de importación y exportación. Esto atraería inversión extranjera directa, estimularía la creación de empresas e impulsaría el desarrollo de nuevas tecnologías e industrias. Habría oportunidades para la innovación, la formación especializada y la educación que incorporaría mayores avances tecnológicos a la región. En pocas palabras, impulsaría nuevas actividades económicas y potenciaría el desarrollo del turismo.

Igualmente, habría grandes beneficios ambientales por la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y de consumos de combustibles, así como por la eliminación de riesgos de accidentes que causen vertimientos tóxicos sobre las fuentes agua. Esto sin descartar la conservación del PCC como patrimonio de la Humanidad.

Los grandes proyectos de infraestructura como el de la Ferropista en la Cordillera Central, solo comparado con el Eurotúnel entre Francia y Reino Unido, el túnel de Seikan en Japón y algunos pasos entre Italia y Suiza y túneles en España, son portadores de futuro. Este tipo de iniciativas nos invita a pensar en grande y nos abre las puertas a la internacionalización de la región.


Armando Rodríguez Jaramillo
@arj_opina
@naocluster

Libro Iniciativas Clúster en Colombia

28 de agosto de 2019 / No Comments

“Iniciativas Clúster en Colombia” es una publicación desarrollada de manera conjunta entre iNNpulsa Colombia y Cluster Development, con el apoyo del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas, de la Universidad del Rosario, como un “aporte y una invitación para conocer la dinámica clúster a través del fomento de una discusión informada alrededor de la evolución histórica de las diferentes aproximaciones en temas de competitividad regional, para, de igual manera, compartir conceptos, metodologías, lecciones aprendidas y resultados de estas importantes.


Exitosa jornada de capacitación en gestión de clúster en Armenia.

27 de agosto de 2019 / No Comments


 Representantes de cerca de veinte iniciativas clústeres de trece departamentos del país se dieron cita en Armenia en el Seminario de Formación de Gestión de Clúster organizado por la Red Clúster Colombia en la Corporación Universitaria Empresarial Alexander von Humboldt el pasado 21, 22 y 23 de agosto.

El evento fue en una jornada de entrenamiento a equipos regionales que lideran iniciativas de refuerzo a la competitividad y congregó a cerca de medio centenar de gerentes de clúster, funcionarios de cámaras de comercio, alcaldías y gobernaciones, y empresarios de diferentes regiones que aprovecharon la jornada de capacitación para intercambiar buenas prácticas en gestión de iniciativa clúster y hacer relacionamiento.

Jornada académica.

Dos reconocidas firmas consultoras españolas que acompañaron el Programa de Rutas Competitivas en el país fueron las responsables de orientación académica. Andrés Cerda Nieto, de “The Cluster Competitiveness Group”, habló de los conceptos claves en competitividad y gestión de iniciativas clúster, herramientas para mapeo de actores, identificación de la cadena de valor y diagnóstico inicial, así como del análisis estratégico de clústeres y construcción de la estrategia. Por su parte, María Constanza Ramírez y Andrés Vásquez Madrid, de “Cluster Development”, disertaron sobre el panorama general de las iniciativas clúster del país, la construcción e implementación de un plan de acción y los procesos de gobernanza.

El Seminario, que estaba orientado a clústeres en etapa de diseño o estructuración, contó en el acto de instalación con la presencia de Diego Fernando Jaramillo López (rector de la Universidad Empresarial), Iván Darío Ruíz Argel (coordinador de la Red Clúster Colombia), Belsy María Munive Herrera (Innpulsa Colombia), María Carolina Amador Silva (Ministerio de Comercio, Industria y Turismo) y Armando Rodriguez Jaramillo (asesor de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío y gerente de NaoClúster).

De colofón, Johana Padilla, Gerente de Clúster y Transformación Productiva en la Cámara de Comercio de Cali, y Jaime Eduardo Echeverri, Vicepresidente de Planeación y Desarrollo de la Cámara de Comercio de Medellín, compartieron con los asistentes la evolución y las buenas prácticas en gestión de iniciativas clúster en el Valle del Cauca y Antioquia, valiosas experiencias que se podrían transferir a otras regiones del país.

INNClúster 2019

Al cierre del seminario Armando Rodríguez Jaramillo presentó el Cuarto Congreso Nacional de Iniciativas Clúster - INNClúster 2019 que organizan el Quindío Convention Bureau y la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío con el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, INNpulsa Colombia, Red Clúster, Confecámaras y las cámaras de comercio de Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Barranquilla.

En el INNcluster 2019 se realizará los días 7 y 8 de noviembre en el hotel Las Camelias ubicado en el municipio de Montenegro (Quindío) y congregará a las 93 iniciativas clúster reconocidas en el país, al Sistema Nacional de Competitividad y las Comisiones Regionales de Competitividad, así como a universidades, centros de desarrollo tecnológico, firmas consultoras, empresarios y expertos nacionales e internacionales alrededor de una nutrida agenda que incluye, entre otras, las siguientes actividades:

  • Encuentros interclúster que reunirá a las iniciativas clúster de café, turismo, lácteos y salud.
  • Giras por los clústeres representativos de la región.
  • Talleres de generación de instrumentos de buenas prácticas en iniciativas clúster con firmas consultoras especializadas.
  • Networking.
  • Conferencistas internacionales de España, México y Chile.
  • Diálogos con actores clúster: empresarios, universidades y gerentes de clúster.
  • Conversatorios con expertos nacionales e internacionales.


Armando Rodríguez Jaramillo.
Gerente NaoClúster.

@naocluster / @arj_opina



REIP Eje Cafetero – Valle del Cauca

28 de mayo de 2019 / No Comments

Una región estratégica de internacionalización prioritaria, conocida como REIP, es una iniciativa del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) para identificar ámbitos regionales que resulten interesantes para la atracción de inversión extranjera, el fomento y apoyo de las exportaciones y la promoción de proyectos de desarrollo mediante un conjunto de intervenciones territoriales ordenadas, integradas y vinculadas a sectores productivos clave en regiones que pueden estar conformadas por varios municipios de uno o más departamentos que cumplan los siguientes criterios habilitantes: tener infraestructura logística con conexión internacional (a puertos o aeropuertos), poseer un tejido empresarial con vocación exportadora no minero energético, contar con el compromiso de los gobiernos locales y disponer de infraestructura turística y hotelera.

En este orden de ideas, en regiones como la Caribe (Santa Marta – Barranquilla – Cartagena), la Sabana de Bogotá, el Eje Cafetero y el Valle del Cauca, que cumplen con las condiciones habilitantes señaladas, se podrían hacer intervenciones orientadas a más exportaciones, mayor atracción de inversión extranjera directa y reconocimiento de la región en el mundo a través de las capacidades institucionales del MinCIT, de los gobiernos territoriales y de entidades públicas y privadas de la región.

En consecuencia, con el fin de aprovechar esta oportunidad, las comisiones regionales de competitividad de los departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío y Valle del Cauca acordaron trabajar de forma conjunta, con el acompañamiento del citado Ministerio, para crear la REIP Eje Cafetero – Valle del Cauca realizando jornadas de trabajo en Pereira (20 de diciembre), La Tebaida (08 de febrero) y Buga (28 de marzo) con el propósito de avanzar en la construcción de la hoja de ruta y la estrategia de internacionalización.

Estas jornadas de trabajo permitieron llegar a consensos sobre las apuestas productivas con vocación exportadora comunes a los cuatro departamentos (Agroindustria  ̶ azúcares, cafés especiales, procesados, frutas ̶ ; Software, BPO y TI; Industrias 4.0; Turismo; e Industrias del movimiento  ̶ automotriz, astillero, motos y transversales ̶)  e identificar el ámbito territorial de estas actividades, los proyectos sectoriales y de infraestructura para sacarlas adelante, las barreras y obstáculos para la inversión y exportación, y los instrumentos locales para formular una estrategia de promoción regional.

A lo largo del proceso se listaron 37 proyectos sectoriales en agroindustria, turismo, industria 4.0, TIC y BPO, y metalmecánica; además de 41 proyectos de infraestructura en vías, aeropuertos, transporte ferroviario, plataformas logísticas, zonas francas, energía y embalses. Así mismo, se detectaron cuellos de botella regionales que dificultan la internacionalización y que se relacionan con la ausencia de planes exportadores, dificultades para el comercio exterior y trámites que afectan la dinámica de inversión extranjera directa.

La estructuración de la REIP Eje Cafetero – Valle del Cauca incluirá la elaboración de la estrategia y la priorización de los proyectos presentados, la identificación de las medidas de apoyo e instrumentos nacionales y territoriales, y la definición de una hoja de ruta concertada para su desarrollo. Los resultados finales serán revisados y ajustados en reunión que se realizará el 30 de mayo en el Club Manizales, sede Campestre en Chinchiná, para luego proceder al lanzamiento de la región como la primera de su naturaleza en el país.

En conclusión, la REIP Eje Cafetero – Valle del Cauca hace parte de un novedoso programa del gobierno nacional liderado por el ministro José Manuel Restrepo para la formulación de una estrategia de acompañamiento a la internacionalización de las regiones con el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y de entidades como Procolombia, Colombia Productiva, Bancoldex y otros ministerios, así como con el compromiso de las comisiones regionales de competitividad, los gobiernos de la región, gremios, zonas francas, universidades, oficinas de atracción de inversión y empresarios para enfrentar los desafíos que nos plantea el siglo XXI en materia de globalización y contribuir a la materialización del desarrollo productivo en la RAP Eje Cafetero.

Artículo publicado en Dimensión Económica (Pereira), edición 24, abril.

Armando Rodríguez Jaramillo
@arj_opina / @naocluster

Medellín y la Cuarta Revolución Industrial

24 de enero de 2019 / No Comments

En la 49 edición del Foro Económico Mundial en Davos (22 a 25 de enero), evento que realiza anualmente el Fondo Económico Mundial (FEM) y que este 2019 se ocupó de la Globalización 4.0 y la manera en la que se deben diseñar las políticas públicas en la era de la Cuarta Revolución Industrial, el presidente Iván Duque anunció que Medellín acogerá el primer Centro para la Cuarta Revolución Industrial (C4IR) que tendrá América Latina afiliado a la red de centros del FEM.

Esta es una noticia trascendental si se tiene en cuenta que hace solo dos años que el FEM puso en marcha un proyecto que busca generar espacios para discutir las necesidades éticas, regulatorias y tecnológicas de la llamada Cuarta Revolución Industrial. El primero de estos espacios nació en 2017 en San Francisco (EE. UU.). Luego vinieron Tokio (Japón), Beijing (China), Mumbay (India) y, ahora, Medellín (Colombia).

Al ver la ubicación de estos centros se observa que sus escogencias no fueron casuales ya que estas ciudades congregan las principales empresas tecnológicas, startups, inversionistas, empresas de capital de riesgo e instituciones académicas, no en vano Medellín se consolida como la capital de la innovación con un Comité Universidad Estado Empresa robusto y con proyectos como Ruta N, iniciativas que a la postre han propiciado sinergias y la construcción de agendas conjuntas para el desarrollo de la ciudad y el fortalecimiento de la productividad y la competitividad con el propósito de consolidar una economía del conocimiento que favorezca los negocios y el emprendimiento. ´

Se espera que con el C4IR se creen las condiciones para avanzar en tendencias como la industria 4.0, el Internet de las cosas (IoT), la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, el Big Data y la nanotecnología con el fin de transformar la vida de las personas, la economía y los gobiernos, y atraer inversiones internacionales hacia emprendimientos y adopciones de innovaciones tecnológicas.

Pero si Medellín lo está logrando, no es aceptable ni justificable que ciudades como Armenia y departamentos como Quindío estén al margen de los desarrollos que plantea la Cuarta Revolución Industrial como si ésta fuera una ficción de futuro y no una realidad portadora de inimaginables desarrollos factibles de asimilar y realizar.

Es hora de cambiar el discurso para que no nos deje el tren del progreso. Llegó el momento para que nuestras universidades públicas y privadas incluyan en sus programas académicos contenidos sobre la Cuartar Revolución Industrial, que profesores y alumnos se preparen y hablen de los nuevos paradigmas del desarrollo, que los centros de investigación y de transferencia tecnológica lideren procesos de creación y difusión del conocimiento aplicado, que los gremios y empresarios se acerquen a los lineamientos de la industria 4.0, que los gobiernos locales asuman de una vez por todas políticas públicas orientadas a la competitividad, productividad, innovación y clústeres, que la Comisión Regional de Competitividad lidere la transformación productiva del Departamento.

No podemos seguir distraídos en debates y enfrentamientos insulsos que poco o nada aportan. Dirijamos la mirada hacia Medellín que algo bueno está pasando.  

Armando Rodríguez Jaramillo
@naocluster 
@arj_opina


Los clústeres de cafés especiales.

10 de enero de 2019 / No Comments

 Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018

El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.

Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a bajos costos.

Según previsiones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, en 2018/19 las cosechas de Brasil y Vietnam dispararán la producción mundial de café a 171,2 millones de sacos de 60 kilos frente a un consumo global que se espera marque 163,2 millones de sacos, estimación que prevé que la oferta exceda a la demanda en 8 millones de sacos, lo que por obvias razones afectará las cotizaciones del producto.

Enfrentamos entonces un desafío de grandes proporciones en razón a que los cultivos de ladera son de difícil mecanización y demandan gran cantidad de mano de obra, hechos que afectan la productividad. Según informes presentados en el 85 Congreso Nacional Cafetero (2017), pese a que en los últimos años la productividad nacional se incrementó en 32% hasta alcanzar 18,7 sacos/ha, esta continúa por debajo de los principales países productores.

Así que debemos decidir si continuamos produciendo café básico para competir en mercados saturados a precio de bolsa o nos esforzamos por ser excelentes en la producción de cafés especiales y diferenciados que son apreciados por su calidad, perfil de taza, preparación y servicio.

Una forma de responder a este reto han sido las Rutas Competitivas promovidas por el Ministerio de Comercio, Industria y Comercio e INNpulsa Colombia a través de las cámaras de comercio. En departamentos como Antioquia, Magdalena, Nariño, Santander, Tolima y Quindío estas iniciativas han sirvieron para identificar nuevas tendencias de consumo de café, conocer la cadena de valor, seleccionar segmentos de negocio rentables y diseñar planes de acción, elementos esenciales para comprender en qué negocios se debía competir y con qué estrategias hacerlo de acuerdo con las capacidades de los empresarios de cada región.

Actualmente se avanza hacia la organización de clústeres de cafés especiales a manera de espacios de diálogo y concertación entre gobiernos, gremios, academia y empresarios que participan en el cultivo, beneficio, trillado, tostado, empaque, comercialización, logística, distribución y tiendas especializadas con el propósito de fortalecer la competitividad empresarial, mejorar la calidad, sofisticar la producción, generar valor agregado, formar talento humano especializado, diseñar nuevos modelos de negocios, apropiar la innovación, incursionar en mercados sofisticados nacionales y globales, impulsar el emprendimiento, generar empleos de calidad, incrementar el ingreso y aumentar el bienestar social.

De ahí que las iniciativas clúster sean una excelente respuesta a los bajos precios y poca rentabilidad de los cafés básicos porque aportan un mayor entendimiento del negocio con nuevos conocimientos en cultivo, beneficio, tostación, cata y barismo, al tiempo que proponen diferentes modelos de negocios, disímiles presentaciones de productos y diversificación de mercados. A lo que se suma un valor agregado relevante en regiones como el Eje Cafetero al integrar negocios de cafés especiales y turismo de experiencias para atraer turistas deseosos de recorrer la tierra del café, experimentar su cultura y conocer cómo se produce y se prepara esta espectacular bebida.

Por sus bondades esta estrategia competitiva empieza a ser reconocida tal como sucedió en el tercer congreso nacional de iniciativas clúster, INNclúster 2018, realizado en Bucaramanga los días 19 y 20 de septiembre, donde se premió al Clúster de Cafés Especiales del Quindío como el Mejor Clúster de Colombia en la Categoría de Consolidación.

Armando Rodríguez Jaramillo
Gerente Naoclúster
@naocluster

Las rutas para un Quindío más competitivo

/ No Comments


Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío. 6 de enero de 2019

Entrevista realizada a Armando Rodríguez, Líder de Competitividad de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío y publicada en Facebook Cámara de Comercio

El objetivo claro de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, en cuánto a competitividad, es generar entornos más favorables para los pequeños y grandes empresarios, con el fin de que las empresas puedan ser más eficientes y productivas, en relación con la producción de bienes y servicios. También la meta es que puedan ser más competitivas desde su esencia, para que puedan serlo en sector al que pertenecen.




Pero ¿cómo generar entornos favorables? Se busca generar dichos entornos mediante la creación de alianzas estratégicas interinstitucionales en el Departamento y así tratar temas tributarios, de infraestructura, seguridad, formación del recurso humano, investigación y la aplicación de la innovación en procesos productivos y en diferentes áreas de desarrollo, acompañando a los empresarios en el proceso de convertir sus debilidades en fortalezas y a la vez, motivarlos a que asuman el retos, de crecer y con esto llegar a nuevos mercados. 

Desde la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, se han planteado 4 iniciativas clúster en el Quindío que nacieron de identificar las rutas competitivas del departamento, específicamente en los sectores de turismo, cafés especiales, cueros de alta gama y muebles.

Para la ruta competitiva de turismo, luego de hacer un análisis de segmentación de los negocios estratégicos más importantes que existen en el sector del turismo, se llegó a la conclusión de que el departamento del Quindío debe apostarle al turismo experiencial, debe ofrecerle al turista momentos y experiencias únicas, tener sensaciones y ocasiones memorables, y que con este tipo de turismo el departamento tenga presencia de turistas los 12 meses del año, rompiendo así con el modelo de turismo estacional que se ha presentado en los últimos años. Con el objetivo ya trazado, se ha identificado, además, que para lograr ese turismo experiencial, se debe integrar la cultura cafetera con la oferta al turista, ya que es una experiencia única que solo se puede vivir en esta región.

La segunda ruta competitiva que se construyó es la de cafés especiales, dónde se identificó que además de los cafés básicos que se han trabajado y procesado a lo largo de los años en el departamento del Quindío, el segmento de negocio más atractivo, rentable y de crecimiento es el nacimiento de los cafés especiales; por esta razón la ruta competitiva se concentró en crear estrategias para conformar este clúster. Cómo su nombre lo indica estos cafés son espaciales, y por esto diferentes, son cafés que le ofrecen al consumidor una sensación y experiencia única. En alianza con diferentes entidades del departamento se ha trabajado para mejorar no solo la calidad del producto desde su cultivo, sino también en el beneficio, la trilla, la tostión y la presentación de dichos cafés. Con la creación de este clúster se busca crear una red de tiendas especializadas de café dentro y fuera del departamento para fortalecer a los empresarios que pertenecen a este sector y aumentar la cadena de valor.

Tenemos también la creación del clúster de cueros de alta gama, que gracias a la ruta competitiva se logró identificar que el segmento de negocio más importante al que se debe apuntar es a la creación de cueros de calidad, estos cueros son demandados por la industria de la marroquinería, calzado y confecciones, que los usan para crear prendas con diseño y con las que se puede llegar a mercados más sofisticados y de más competencia. Para la consolidación de este clúster, se creó la primera empresa productora y comercializadora de cueros de alta gama, que está conformada por empresarios de cueros, y quienes tienen una maquinaria mejorada, más conocimiento, y mejores herramientas; con todo este proceso la empresa Leather Andina ha logrado crear cueros de alta calidad y con diseños vanguardistas, que se pueden ofrecer a mercados diferentes, de mayor competencia y más sofisticados.

Y, por último, pero no menos importante se encuentra el clúster de muebles, que se está construyendo mediante la identificación de debilidades en este sector productivo y gracias a la ruta competitiva del mueble en colaboración con diferentes entidades de la región, en este clúster se encuentran 2 líneas diferentes, la de la creación de muebles vanguardista, que ofrece muebles con diseño e innovación y la de la creación de muebles corporativos, que comercializa muebles para hoteles y empresas.

Así ha sido el camino trazado por la Cámara de Comercio de Armenia y el Quindío, y seguimos trazando nuevas metas para llevar al departamento hacia un fin más próspero y competitivo; todo de la mano de nuestros grandes aliados: los empresarios del Quindío.