News Ticker

Menu

Los commodities no son portadores de futuro

En la última década del siglo XX Colombia intentó transitar del modelo proteccionista de sustitución de importaciones al de apertura económica mediante la rebaja sustancial o eliminación de los aranceles cobrados a las importaciones de bienes de capital y manufacturas, así como con la liberación de varios sectores al capital privado nacional e internacional.  El propósito esencial era impulsar el desarrollo económico bajo el supuesto que una mayor apertura comercial mejoraría la competitividad de las empresas nacionales para producir productos y servicios de mejor calidad con mejores salarios, lo que a su vez fortalecerían las exportaciones.   

Pero los resultados no fueron los esperados. Cuando está por finalizar la segunda década del Siglo XXI Colombia es un país que concentra el 80% de sus exportaciones en commodities como petróleo, carbón y café, lo que causó en buena parte la caída del PIB industrial y el incremento en las importaciones de manufacturas y alimentos en los últimos años, atando significativamente los ingresos de la Nación a la renta minero-energética y al acceso de divisas ligado al precio internacional de las materias primas y su volumen de producción. 

Es decir que, así como lo hicieron países como Chile, Perú, Venezuela, Bolivia y México, Colombia optó por un modelo de especialización sin diversificación basado en sus ventajas comparativas explotando sus recursos naturales no renovables, dejando de lado cualquier intención por desarrollar la industria local a través de la búsqueda y aplicación de la tecnología y la innovación.

De ahí que sea el momento de reorientar el rumbo y focalizar los esfuerzos hacia una especialización basada en ventajas competitivas con énfasis en la innovación, mejora de la educación, emprendimiento, creación y fortalecimiento de clústeres industriales o de servicios, todo ello en el marco de la globalización de la economía. 

Sin embargo, este cambio no es posible si persisten visiones de corto plazo ancladas a los vaivenes de la política. El tránsito hacia un modelo basado en ventajas competitivas requiere de una gran coordinación entre los gobiernos, las universidades y los empresarios, esfuerzo que va más allá de la expedición de una política de competitividad e innovación o la sanción de una norma en similar sentido. El proceso es disruptivo. Es un cambio de mentalidad. Es aprender a articularnos para cooperar. Es adentrarnos en una nueva forma de producir con conocimiento

Y es precisamente en este escenario donde se revalidan las posibilidades de las iniciativas clúster como instrumentos de diálogo, concertación y ejecución de los objetivos del desarrollo productivo. Los clústeres no son políticas industriales modernas como dicen algunos, son una renovada forma de comprender la geografía económica de los territorios para focalizar acciones por cadenas de valor específicas con el fin de aprovechar los entornos favorables que crean las políticas industriales, como quiera que ellas se ocupan de resolver distorsiones del mercado, propiciar la colaboración entre el sector privado y el gobierno para impulsar sectores de mayor impacto en el crecimiento económico e impulsar un desarrollo más balanceado en las regiones.

Los clústeres, al no ocuparse de sectores económicos, que son genéricos por naturaleza, se focalizan en negocios específicos articulando estratégicamente aglomeraciones de empresas en diferentes eslabones de una cadena de valor especializada, por lo que son instrumentos para competir con innovación y tecnología en procura de ganar una ventaja competitiva que les permita diferenciarse de los demás competidores.  

Así que para cambiar un modelo económico que privilegia los commodities, no es suficiente con ocuparse de aspectos macroeconómicos, es necesario darle respuesta a las necesidades de las empresas para que mejoren su desempeño y se integren a las cadenas globales de valor a través de un trabajo colaborativo entre gobiernos, universidades y empresarios, desafío en el que tienen mucho para aportar las iniciativas clúster.

Armando Rodríguez Jaramillo
Director NaoClúster - armando@naocluster.com


Share This:

Post Tags:

Jillur Rahman

I'm Jillur Rahman. A full time web designer. I enjoy to make modern template. I love create blogger template and write about web design, blogger. Now I'm working with Themeforest. You can buy our templates from Themeforest.

No Comment to " Los commodities no son portadores de futuro "

Gracias por participar

  • To add an Emoticons Show Icons
  • To add code Use [pre]code here[/pre]
  • To add an Image Use [img]IMAGE-URL-HERE[/img]
  • To add Youtube video just paste a video link like http://www.youtube.com/watch?v=0x_gnfpL3RM