News Ticker

Menu

Los ciclos de vida de los clústeres

Los clústeres son realidades económicas no planeadas presentes en un territorio que responden a dinámicas propias de la economía, de las decisiones políticas, de la llegada de innovaciones y tecnologías, de la aplicación de nuevos conocimientos y de la evolución en los gustos y necesidades del consumidor, de ahí que tengan grados de evolución relacionados con la rentabilidad y crecimiento de los negocios en los que participan, experimentando, de forma similar a los sistemas vivos, etapas de juventud, madurez y senectud.

Ellos tienen como semilla a empresarios que aprovechan la existencia de atributos que avalan o apalancan una idea de negocio a partir de ventajas naturales (yacimientos, climas, suelos, etc.), localizaciones estratégicas (rutas de transporte, ubicación, puertos, aeropuertos), habilidades particulares presentes en una región o la existencia de centros de investigación o de transferencia tecnológica, hechos que a la postre definen ciclos de vida que se pueden enunciar de la siguiente manera:

Clúster en incubación o emergente.
Son aglomeraciones en etapa de despegue caracterizadas por “emprendimientos tempranos”, razón por la cual acusan fragilidad y vulnerabilidad corriendo el riesgo de permanecer pequeños o no despegar. Requieren de empresarios líderes dotados con determinación y visión sobre el futuro del negocio en el que compiten, así como de instituciones de apoyo que desempeñan el papel de animadoras permanentes contribuyendo a superar este periodo de arranque, etapa que en cierta forma se parece al denominado “valle de la muerte” de los emprendimientos.

Clúster en crecimiento o consolidación.
Se refiere a aquellos clústeres dotados de estrategias competitivas que facilitan su incursión en mercados más exigentes con productos y servicios de mayor complejidad. Son aglomeraciones en consolidación con capacidad de atraer empresas, talento humano y capital. En esta etapa es usual que a los “emprendedores tempranos” (ciclo de incubación) se les unan “emprendedores tardíos[1]” una vez comprueben las bondades y beneficios de las iniciativas clúster; de igual forma, a las instituciones pioneras se les unirán otras (gubernamentales, gremiales o académicas) aumentando la oferta de instrumentos de apoyo empresarial.

Clúster maduro.
Corresponden a clústeres exitosos, fácilmente identificables, dotados de estrategias dominantes con economías de escala basadas en dinámicas internas con mayor rivalidad entre empresas, producción de bienes y servicios complejos, consolidación de modelos de negocios robustos, presencia de empresas que prestan servicios especializados a la cadena de valor, apropiación de la innovación, uso intensivo de I+D, atracción de inversiones y concentración de talento humano calificado, características estas que favorecen su inserción en cadenas globales de valor dirigidas a mercados sofisticados. Estos clústeres tienen mejor articulación entre empresas e instituciones, disponen de gobernanzas sólidas, hacen tránsito hacia procesos de especialización inteligente, generan  reputación regional y son instrumentos apropiados para el marketing territorial.

Clúster en declive.
Ocurre cuando los negocios decaen y se pierde participación en el mercado. Antes de llegar a este punto, o si se está en él, es procedente realizar un análisis estratégico a los negocios en los que participan las empresas del clúster con el fin de revertir la curva decreciente y pasar a un ciclo de renacimiento.

Clúster fósil.
Son aglomeraciones cuyos negocios decayeron y desaparecieron del mercado. Algunos los llaman coloquialmente “clúster museo”.

Clúster en renacimiento.
Se refiere a clústeres en declive que luego de un análisis profundo redefinen su negocio con estrategias basadas en nuevas tecnología y transformación de empresas, lo que les permite evolucionar hacia un clúster en crecimiento.

Es relevante considerar que estos ciclos de vida no se dan de forma secuencial, pues para que un clúster pase por las fases de declive o de fósil, no necesariamente tuvo que transitar por los ciclos de crecimiento y madurez. Recuerde que en cualquier etapa de vida de los clústeres, aún en la de incubación, los negocios pueden perder atracción y rentabilidad con las consecuencias que esto puede acarrear si no se redefine el negocio y se replantea la estrategia competitiva

Armando Rodríguez Jaramillo
Director NaoClúster - armando@naocluster.com




[1] Los empresarios tardíos son los que inicialmente observan cómo les va a los emprendedores tempranos antes de tomar la decisión de avanzar. Son, en esencia, cautelosos, no osados. 

Share This:

Post Tags:

Jillur Rahman

I'm Jillur Rahman. A full time web designer. I enjoy to make modern template. I love create blogger template and write about web design, blogger. Now I'm working with Themeforest. You can buy our templates from Themeforest.

No Comment to " Los ciclos de vida de los clústeres "

Gracias por participar

  • To add an Emoticons Show Icons
  • To add code Use [pre]code here[/pre]
  • To add an Image Use [img]IMAGE-URL-HERE[/img]
  • To add Youtube video just paste a video link like http://www.youtube.com/watch?v=0x_gnfpL3RM