News Ticker

Menu

Browsing "Older Posts"

El potencial de los clústeres del Eje Cafetero

29 de mayo de 2017 / No Comments
En Los Clusters y la Competencia, artículo publicado en Harvard Business Review (volumen 1, número 2, enero-febrero de 1999), Michael Porter describe la importancia de los clústeres en el desarrollo económico local por la capacidad que tienen de integrar instituciones y empresas entorno a cadenas de valor, tal como se evidencia en los clústeres de alta tecnología en Silicon Valley, industria cinematográfica en Los Ángeles y automoción en Detroit. Y en los que se registran en el Observatorio Europeo de Clusters y en algunos países como Brasil, Chile y México en Latinoamérica.

De igual forma, en Colombia también se nota un creciente interés regional por este tipo de aglomeraciones empresariales como se advierte en los 13 clústeres que se impulsan en Bogotá, las seis iniciativas del proyecto “Medellín Ciudad Clúster” y la plataforma que agrupa nueve iniciativas en el Valle del Cauca.

Siendo los clústeres una masa crítica de empresas e instituciones que actúan en un mismo negocio con múltiples nexos entre sí, el texto de Porte trae un enunciado que invita a la reflexión por cuanto se podría aplicar al Eje Cafetero: “Una geografía económica caracterizada por la especialización y la dispersión —es decir, la presencia de una serie de áreas metropolitanas, cada una de ellas especializada en una gama de clusters— resulta una organización industrial mucho más productiva que la basada en una o dos ciudades enormes y diversificadas. En países como Alemania, Italia, Suiza y los Estados Unidos, este tipo de especialización y comercio interno —y de competencia entre las distintas regiones— motoriza el crecimiento de la productividad y mejora la capacidad de las empresas para competir con eficiencia a escala global”.

De ahí que al relacionar el texto de la cita con el territorio que comparten Caldas, Quindío y Risaralda, se podría afirmar que ésta es una geografía económica con áreas metropolitanas alrededor de sus ciudades capitales que cuentan con especializaciones productivas a manera de clústeres con el potencial de impulsar la productividad y mejorar la capacidad de las empresas para competir con eficiencia a escala global.

Así que, apelando a un nuevo arreglo institucional, la dirigencia regional podría intentar otros caminos que lleven a detonar procesos de desarrollo productivo con base en iniciativas clúster que sustituyan a las convencionales políticas sectoriales que poca efectividad han demostrado. De modo similar, tendríamos la oportunidad de cambiar el centro de gravedad de la integración regional, que por años ha pretendido la fallida creación de una región administrativa y de planificación (RAP), para articularnos alrededor de la especialización inteligente del territorio mediante iniciativas clúster. Está comprobado que este tipo de intervenciones son más eficaces para atraer inversión, crear empresa y riqueza, genera empleo, aumentar exportaciones y mejorar el bienestar colectivo.

Es tiempo de redefinir la agenda del desarrollo productivo del Eje Cafetero partiendo de lo que se tiene para avanzar a hacia lo que se quiere. De forma que un buen inicio puede hallarse en los once clústeres que tienen los tres departamentos en la Red Clúster Colombia. En ellos, y en otros que se organicen, puede estar, en parte, la clave para la siempre esquiva integración regional.

El mapa de clústeres de la Red registra las siguientes aglomeraciones en la región:

Departamento de Caldas: Clúster de Industrias Creativas del Eje Cafetero (30 empresas), NetworkIT – Clúster del Triángulo del Café (20 empresas) y Cadena Metalmecánica de Caldas (20 empresas).

Departamento de Risaralda: Iniciativa Novitas para el sector de BPO/ITO/KPO en Risaralda (72 empresas), Federación Clúster Textil Confección Eje Cafetero (11 empresas), Ruta Competitiva IREC - Industria de eventos y convenciones (130 empresas) e Iniciativa Adau - Negocios de la mora (110 empresas).

Departamento de Quindío: Iniciativa Tumbaga -turismo de experiencias (200 empresarios), Iniciativa Kaldia - cafés especiales (40 empresarios), Iniciativa Ártemis - cueros de alta gama (30 empresas) y Clúster TIC del Quindío (uXarteTIC) - negocios de usabilidad (41 empresas).

En suma, son once iniciativas que agrupan 704 empresas con negocios en agricultura y agroindustria, software y TIC, metalmecánica, industrias creativas, tercerización, confecciones, eventos y convenciones, turismo y cueros, que representan, indudablemente, una significativa base de negocios y empresas sobre los que deberían gravitar las políticas públicas de desarrollo productivo, el arreglo institucional, la pertinencia de los programas académicos, el foco de los grupos de investigación de las universidades, el apoyo de los gremios y la globalización del Eje Cafetero.

Armando Rodríguez Jaramillo
Director de NaoClúster - armando@naocluster.com



Artículo publicado en la revista Dimensión Económica, edición N° 18, marzo – abril – mayo de 2017. Corporación para el Desarrollo Económico y Social de Risaralda (Copesa) 

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.

Los fabricantes de smartphone renuncian a la diferenciación

15 de mayo de 2017 / No Comments


Cuando llega el momento de renovar celular por lo general el comprador se enfrente a una oferta variada de productos de similar arquitectura donde es difícil notar las diferencias entre marcas y modelos, lo que nos indica que al parecer las compañías de celulares no logran sorprender a un consumidor que se ve avasallado en las tiendas ante cientos de móviles que se exhiben con particularidades apenas perceptibles a los expertos. 

Esta situación se parece en algo cuando vamos a un supermercado o tienda especializada a comprar un vino para una comida, celebrar una ocasión, asistir a una velada con amigos o dar un detalle especial, y nos encontramos con cientos de marcas, cepas y orígenes diferentes que nos pone ante varios interrogantes: ¡Qué criterio asumo para escoger el producto? ¿Tomo la decisión de acuerdo al gusto, a la calidad o al precio? ¿Conozco de vinos y voy por lo que quiero o simplemente deseo una botella sin mayores pretensiones? ¿Pienso en el maridaje? ¿Compro el de mayor valor para quedar bien? ¿Qué hago? A los ojos de clientes inexpertos, entre vinos tintos, blancos y rosados las botellas se parecen a no ser por el diseño de la etiqueta y el precio, porque a juzgar por las descripciones que traen de sus características y recomendaciones, la mayoría nos tendríamos que volver sommelier para comprar una simple botella. 

Pero volvamos a los dispositivos móviles. Desde que Apple sacó su iPhone hace cerca de una década, con una atrevida apuesta de eliminar las teclas del celular y transformarlo en una pantalla, todo cambió. Sin embargo, contrario a lo esperado, la mayoría de competidores de smartphone terminaron por especializarse en la homogeneidad, es decir, en producir móviles con apariencias similares envés de haber avanzado en una estrategia competitiva de diferenciación. 

Hemos visto mejores cámaras que rivalizan (y han canibalizado) con las compactas, sensores de huellas, pantallas más grandes de todos los tamaños, pantallas curvas, partes traseras de metal, plástico y cristal... pero parece que llegamos a un punto en que ya lo hemos visto todo. Cualquier móvil que se presente se parece a alguno que hemos visto. La última moda son los marcos hiperreducidos, que van por buen camino para maximizar la pantalla, pero poco más, son apartes de la nota "Los fabricantes de móviles ya no sorprenden, ¿lo volverán a lograr?" publicada en Xataka sobre el asunto planteando. 

Así que solo resta esperar cuándo llegará la siguiente innovación con características disruptivas en el mundo de los celulares.

Armando Rodrìguez Jaramillo
Director de NaoClúster - armando@naocluster.com

Las tiendas de moda se conectan con la tecnología digital

7 de mayo de 2017 / No Comments
Cuando creíamos haberlo visto todo, la innovación siempre termina por sorprendernos. Farfetch, la web de moda de lujo que conecta las tiendas físicas a través de su plataforma digital global, nos trae la Tienda del Futuro (Store of the Future) con la promesa de transformar el sector mediante la implantación de identificación por radiofrecuencia, tecnología que consiste en iniciar sesión cuando el cliente ingresa a la tienda para detectar qué prendas manipula. La información así generada se añade a un banco datos que almacena los “deseos digitales” del comprador haciendo posible que pueda seleccionar, desde el espejo del probador de la tienda, una prenda que no está exhibida y pagarla en ese instante si desea comprarla.

Aunque la experiencia de comprar en una tienda de lujo siempre es algo fascinante y maravilloso que a muchos cautiva, la innovación se originó ante la necesidad de tener en cuenta la fuerza con que empiezan a irrumpir la generación de los millennials en el mundo laboral, introduciendo, a su vez, nuevos criterios de compra en el mercado que tienen la singularidad de ser definidos, en esencia, por la experiencia digital. Este hecho está influyendo para que la tradicional forma de atención se modifique por otras alternativas tecnológicas que podrán configurar una nueva rutina de compras en el futuro cercano.

Así como la compra online deja una huella de gustos y preferencias susceptible de rastrear, esta tecnología pretende detectar el comportamiento y la conducta del cliente dentro de la tienda, aportando una valiosa información a las marcas al tiempo que facilita que la experiencia del consumidor sea muchos más fluida y personal.

Según lo dijo José Neves, fundador y consejero delegado de Farfetch, en la conferencia para profesionales del sector realizada en Londres en abril pasado, la firma proyecta implementar esta innovación durante el presente año en las boutiques Browns y Thom Browne de Londres y Nueva York respectivamente, para experimentar cómo las acepta el mercado, con lo que se espera seguir consolidando la rentabilidad de la compañía.

Estamos ante grandes cambios que empiezan a ser realidad gracias al internet de las cosas y la inteligencia artificial.

Director NaoClúster - armando@naocluster.com

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.


Un ecosistema clúster para el Quindío

5 de mayo de 2017 / No Comments
Foto del periódico Cámara en Acción N° 26
Artículo publicado en el periódico Cámara en Acción (N° 26 de abril de 2017) de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindíoescrito por Armando Rodríguez Jaramillo (Director de NaoClúster) Asesor para competitividad y clúster de la entidad gremial.

Desde que Michael Porte habló de competitividad y clúster a finales del siglo XX, varios países establecieron políticas orientadas a consolidar iniciativas clúster como estrategia de desarrollo. Una relación de estos programas se halla en el Observatorio Europeo de Clústeres. De igual forma, en los Estados Unidos hay ejemplos emblemáticos como lo son los clústeres de alta tecnología en Silicon Valley, industria cinematográfica en Los Ángeles y automoción en Detroit.

Pero esta renovada mirada al desarrollo productivo local no es exclusiva de naciones desarrolladas, pues países latinoamericanos como México, Chile y Brasil también la han adoptado, lo que evidencia la aceptación global del modelo clúster por los beneficios que se atribuyen a estas concentraciones de empresas e instituciones interconectadas que actúan en un determinado negocio.

De la misma manera, en el ámbito nacional, las regiones de mayor dinamismo económico también han emprendido procesos similares coordinados por sus respectivas cámaras de comercio para evitar los traumatismos que normalmente ocurren con los cambios de gobiernos territoriales. Ejemplos sobrevienen en Bogotá con sus trece clústeres, en la capital de Antioquia con el proyecto Medellín Ciudad Clúster y sus seis iniciativas, y en Cali y Valle del Cauca con su plataforma de nueve clústeres.

El caso del Quindío.

Desde el año 2010 la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío (CCAQ) se dio a la tarea de avanzar en este sentido logrando que el Quindío participara de un proyecto del Ministerio de Comercio, Industria y Comercio (MinComercio) financiado con recursos del BID para formular la Iniciativa Tumbaga (2011) que identificó el turismo de experiencias como el segmento de negocios más atractivo, rentable y de mayor crecimiento futuro, iniciativa que planteó las acciones a ejecutar para mejorar la competitividad de la empresas de una industria que ya muestra al Quindío como destino de experiencias únicas y memorables.

Posteriormente, con apoyos de MinComercio e INNpulsa Colombia, la CCAQ participó del Programa Rutas Competitivas y formuló dos rutas adicionales con el acompañamiento de la consultora internacional Competitivesness. La primera, bautizada Iniciativa Kaldia (2013), se dirigió al fortalecimiento de las empresas de cafés especiales, opción más prometedora que los cafés básicos en una industria que ha sido la columna vertebral de la economía regional. La segunda, llamada Iniciativa Ártemis (2014), le apuntó a la producción de cueros de alta gama con el fin de replantear el modelo de negocio existente y orientar los productos de esta industria hacia mercados más exigentes y sofisticados.

Hoy, estas tres iniciativas están en el mapa de clústeres de la Red Clúster Colombia junto a otras 83 de 21 departamentos. La última aglomeración que ingresó a este mapa corresponde a la Industria 4,0 priorizada por el Programa de Transformación Productiva en nueve departamentos, y que en el Quindío se focalizará en usabilidad del software bajo el nombre estratégico de Iniciativa uXarteTIC

El desafío.

Como hay que enfrentar el reto de ordenar las cuatro iniciativas clúster mencionadas, la Cámara de Comercio trabaja en la arquitectura de una estrategia que dé soporte y viabilidad al funcionamiento de un ECOSISTEMA CLÚSTER para el Quindío con la capacidad de estimular el desarrollo productivo y de provocar que el departamento se integre a las cadenas globales de valor con productos de mayor complejidad y calidad.

Este proceso se empezó a materializar a mediamos del año anterior con el trabajo que adelantan la Gobernación, Alcaldía de Armenia, Comité de Cafeteros del Quindío, Cooperativa de Caficultores del Quindío, Universidad La Gran Colombia, Universidad del Quindío, Corporación Universitaria Empresarial Alexander von Humboldt, Sena y Cámara de Comercio para organizar el clúster de los cafés especiales, ejercicio que ha contribuido positivamente al necesario diálogo franco y directo entre instituciones y empresarios que permita aplicar la estrategia competitiva de la Iniciativa Kaldia, identificar el rol y responsabilidades de los gobiernos, gremios y universidades en la cadena de valor, saber lo que se debe hacer para fortalecer la competitividad de las empresas, idear una gobernanza para la toma de decisiones y vincular y mapear las empresas interesadas en participar de la iniciativa clúster.

Este proceso, que apenas inicia, sirvió de aprendizaje para empezar, a finales de 2016, la organización del clúster de cueros de alta gama (Iniciativa Ártemis). De igual forma, se avanza en la fase preliminar para el fortalecimiento del clúster de turismo de experiencias (Iniciativa Tumbaga). Una senda similar transitará la Iniciativa uXarteTIC una vez se surtan las fases de segmentación de negocios e identificación de acciones.

Ecosistema clúster.

Cada una de las cuatro iniciativas clúster mencionadas, así como las nuevas rutas competitivas pretendidas en los planes de desarrollo 2016 - 2019 del Departamento y municipio de Armenia, y de otras iniciativas que lleguen a surgir, deben se dotadas de una sólida gobernanza que facilite el dialogo y la toma de decisiones entre instituciones y empresarios, labor que requiere de un vigoroso apoyo gerencial y técnico para que la gestión sea efectiva. Esto sugiere la estructuración de un ECOSISTEMA CLUSTER que se encargue de apoyar metodológica y operativamente los clústeres, medir sus impactos y avances, difundir los logros alcanzados, crear reputación regional para negocios y emprendimientos y establecer sinergias con la agencia de promoción de inversión.

Por estas y otras razones, el ECOSISTEMA CLUSTER está llamado a ser un poderoso instrumento para aumentar las exportaciones, generar empleo estable y de calidad, y mejorar la distribución del ingreso.

Armando Rodríguez Jaramillo
Director NaoClúster - armando@naocluster.com

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.