News Ticker

Menu

Browsing "Older Posts"

Innpulsa y clústeres de café visitan a Cenicafé

31 de marzo de 2017 / No Comments
Gerente de Cenicafé y Director de INNpulsa Colombia
A la sala de juntas de la Dirección del Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé) en Chinchiná (Caldas) arribamos con exactitud inglesa a las 10 de la mañana. Su director, Álvaro León Gaitán Bustamante, nos dio la bienvenida sencilla, sin protocolo, de la forma en que son más afables las reuniones.

Empezó por una clara síntesis de la caficultura y terminó su intervención acotando que la dificultad que presentan los productores de cafés especiales para repetir procesos, prueba de ello es que los finalistas de concursos de tazas de la excelencia generalmente no vuelven a presentar lotes con atributos similares.

Por los pasillos del conocimiento.

Con la amabilidad que caracteriza a los buenos anfitriones y la abertura de los que trabajan con el conocimiento, fuimos invitados a recorrer las instalaciones del centro de investigación que, si bien son generosas y bien dotadas, no tiene ostentaciones innecesarias. Guiados por científicos que transpiran entusiasmo y pasión por lo que hacen, conocimos de las disciplinas requeridas para la sostenibilidad y competitividad de la caficultura, como la climatología, que con su plataforma en tiempo real, ofrece información a extensionistas y productores para la toma de decisiones relacionadas con siembras, fertilizaciones, aplicación de agroquímicos y demás labores agrícolas.

Con exposiciones ilustrativas nos adentraron en los universos de la calidad del café, entomología, patología, fitopatología, genómica para la caficultura, mapa genético, fisiología vegetal, suelos y fitotecnia. Poco a poco nos introdujeron en el complejo pero imprescindible juego del conocimiento en el cultivo del grano.

Durante ese fascinante peregrinar no dirigimos a la parte baja de los terrenos de Cenicafé, lugar que sufrió los embates de la descomunal crecida del río Chinchiná por la erupción del cráter Arenas del volcán Nevado del Ruíz que destruyó todo a su paso una noche de noviembre de 1985, tragedia que sigue en el recuerdo de los que la cuentan, aún sin haber sido testigos presenciales, y que dejó su cicatriz en las instalaciones del centro con su saldo de vidas sepultadas por el lodo o arrastradas por la corriente.

Representantes de clústeres de cafés especiales
conociendo la colección colombiana de café.
Allí, sobre un falso plano tutelado por laderas, nos descubrieron una de sus joyas: la colección colombiana de café. Ante este conjunto de cafetos, el investigador presentador dijo que el tiempo es una variable de relevancia para la ciencia, poniendo de ejemplo que en una nueva variedad de café es preciso invertir ingentes recursos, congregar varias disciplinas del saber y esperar períodos de tiempo de hasta 25 años.

A pocos metros nos esperaba el grupo de postcosecha, integrado por doctores y magísteres embebidos hasta los tuétanos con el desafío de hallar soluciones a la recolección. Ellos nos mostraron que ésta labor, que representa cerca del 41% de los costos de producción del cultivo, es particularmente compleja en Colombia por las inclinadas laderas de las zonas productoras y la heterogénea maduración del grano en el árbol que obliga a los cogedores a realizar varios pases para cosechar un mismo lote.

Pero algo interesante estábamos por ver, me refiero a la veintena de artefactos innovadores que nos develaron para la recolección, muchos de ellos patentados en espera de su producción comercial. Este grupo de investigación también nos trasladó a los dominios de Chronos, recordándonos que su trabajo trasciende el tiempo. Ellos laboran día a día, semana tras semana, pensando en soluciones a 20 o 30 años.  

El origen del tour.

La idea de la gira por esa alquería del conocimiento y la innovación, que enhorabuena da soporte a la caficultura colombiana, nació durante una reunión virtual que INNpulsa coordinó con representantes de los clústeres regionales de cafés especiales. De inmediato la propuesta fue acogida por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) que contactó a Cenicafé para que nos presentara sus capacidades científicas con el propósito de avanzar en la posibilidad de construir un futuro relacionamiento con Colciencias, Innpulsa, clústeres de café, universidades y grupos de investigación en las regiones.

Por eso fue que aquel 29 de marzo nos encontramos en Cenicafé personas de la FNC, INNpulsa Colombia con su director Juan Carlos Garavito Escobar a la cabeza y representantes de las iniciativas clúster de cafés especiales de Caldas, Magdalena, Quindío, Risaralda, Santander y Tolima vinculados a universidades, cámaras de comercio, comités de cafeteros y gobernaciones.

En horas de la tarde, luego de un agradable almuerzo que sirvió de pretexto para compartir opiniones y tejer amistades, Garavito Escobar destacó el interés de la Federación y algunos comités departamentales de cafeteros por los clústeres, esos que tuvieron su origen en las iniciativas de refuerzo a la competitividad del Programa Rutas Competitivas liderado por INNpulsa Colombia y Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Aprovechó el momento el gerente de la Unidad de Gestión de Crecimiento Empresarial del gobierno nacional para explicar lo que hace su entidad con miras a transformar la mentalidad y cultura empresarial e institucional, favorecer el emprendimiento y la innovación y fortalecer el tejido empresarial, siempre pensando que el empresario es como un héroe que supera obstáculos y fracasos con tal de lograr su meta.

El diálogo de saberes.

Las intervenciones motivaron un constructivo diálogo de saberes y experiencias sobre las aglomeraciones de empresas y su aporte al desarrollo local, al cambio de mentalidad, a la apropiación de la innovación, al aumento de la productividad y al fortalecimiento de la competitividad.  Plática que generó interrogantes sobre qué hacer con los clústeres, para qué sirven y cómo consolidarlos.


En medio del consenso que hubo sobre la importancia de estos encuentros, Álvaro Gaitán expresó su satisfacción al ver que varios comités de cafeteros participan de las iniciativas clúster. De otra parte, Juan Carlos Garavito propuso avanzar en la selección de al menos dos necesidades de innovación de impacto transversal que le “duelan” a todos los clústeres de café, con el fin de buscarles soluciones con aliados del peso de Cenicafé y Colciencias, por lo que se comprometió a propiciar un proceso de discusión con las regiones bajo la coordinación de INNpulsa.

Colofón.

En suma, quedó la sensación que, si bien hay un camino extenso por transitar, estos encuentros ratifican que la simiente de una nueva forma de conceptualizar y gestionar el desarrollo productivo local ha caído en suelo fértil.

Es obvio que a lo largo y ancho del país hay empresarios produciendo cafés especiales en todos los eslabones de la cadena de valor, desde el cultivo hasta la taza. Sin embargo, también es evidente que son mayores las posibilidades de las empresas para aumentar su competitividad y productividad si en su región hay iniciativas de refuerzo a la competitividad formuladas, estrategias competitivas adoptadas con organizaciones clúster que las promueven, y trabajo conjunto entre instituciones como Innpulsa, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Red Clúster Colombia, Programa de Transformación Productiva, Federación Nacional de Cafeteros y Cenicafé con gobernaciones, alcaldías, cámaras de comercio, universidades, Sena y comités departamentales de cafeteros.

Es momento de aprovechar este nuevo arreglo institucional y empresarial para imprimir a los cafés especiales la dinámica económica y el escalamiento que necesitan para competir, de promover emprendimientos y nuevas inversiones, de producir nuevos conocimiento y transferencia de tecnología, de estimular el nacimiento de empresas startup y spin-off, de acercar los modelos de negocios de café a la cuarta revolución industrial.

Indudablemente algo está cambiando en el escenario regional que impactará de forma positiva a los cafés diferenciados.

Armando Rodríguez Jaramillo.
Director NaoClúster - armando@naocluster.com

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.


Seis retos que enfrentan los clústeres

28 de marzo de 2017 / No Comments
Mucho se ha avanzado en la comprensión de los clústeres desde que el economista Alfred Marshall se ocupara de los distritos industriales en la Inglaterra del XIX y Porter publicara sus escritos hace un poco más de dos décadas.

Como no está en discusión que los clústeres son un poderoso instrumento para el desarrollo productivo local y es evidente que las empresas que los integran tienen más opciones de fortalecer su competitividad, mejorar la productividad y apropiar la innovación que aquellas que operan de forma aislada, analizaré algunos elementos útiles para que estos racimos de empresas e instituciones encuentren un ambiente fértil para su desarrollo.

Una iniciativa clúster es como un sistema que agrupa empresas articuladas en una cadena de valor con instituciones públicas y privadas que las apoyan para apuntalar una estrategia competitiva en un negocio específico. Este sistema sirve, entre otras cosas, para facilitar que las compañías realicen lo que por sí solas no pueden hacer o se demorarían mucho en lograrlo.

Asimismo, es usual que en las regiones con economías dinámicas existan, no uno, sino varios clústeres, formando comunidades que dinamizan la economía y actúan como ecosistemas. Ejemplos de esto se observan en Bogotá con diez y seis iniciativas, Valle del Cauca nueve, Barranquilla siete y Medellín seis.

Y más aún, también es frecuente que se den relaciones entre dos o más clústeres creando sinergias interesantes como las que se encuentran en regiones especializadas en producción de vinos o cafés especiales, industrias que con frecuencia se articulan con la del turismo para atraer visitantes que aprecian estas bebidas y desean conocer sus zonas de producción y su cultura. ¿O que tal los clústeres de excelencia clínica con los de belleza y cuidado personal, y los de logística con los agroalimentarios?

De ahí que, en territorios con diversas aglomeraciones industriales, éstas tienden a interactuar entre sí contribuyendo a crear las escalas mínimas necesarias para desarrollos mayores. Estos imbricados ecosistemas ofrecen oportunidades para intercambiar conocimientos sobre formas de producción, buenas prácticas empresariales, transferencia de tecnología, promoción y uso de la innovación, resolución de desafíos comunes, emprendimientos dinámicos, ejecución de conjunta de proyectos, uso eficiente de recursos limitados, atracción de inversión, retención de talento humano, proveeduría de insumos y servicios, concentración de oferta de productos y un mejor diálogo con los agentes institucionales.

Con base en lo anterior, expongo seis retos que enfrentan los ecosistemas clúster para su construcción y desarrollo:

1) Cambio de mentalidad: Se refiere al necesario cambio en la forma de pensar de empresarios y directivos de instituciones para asumir la decisión de participar en negocios de mayor rentabilidad y crecimiento futuro, entender la estrategia competitiva y construir un entorno territorial que estimule los negocios. Esta mirada de ninguna manera puede ser de corto plazo ni individual, ha de ser colectiva y de mediano y largo aliento.

2) Talento humano: Es indispensable contar con el talento humano necesario para asimilar y consolidar un ecosistema clúster. Como lo que se quiere es competir con innovación y nuevos conocimientos, las universidades e institutos de formación técnica y tecnológica tienen que encarar la formación de capital humano idóneo para la transformación productiva requerida. Esto incluye la creación de mentalidades emprendedoras que impulsen nuevos negocios dinámicos e innovadores.

3) Ciencia y tecnología: Es indispensable una sólida y potente plataforma de ciencia, tecnología e innovación que privilegie la producción de conocimiento aplicado sin abandonar el conocimiento básico. Una plataforma que en buena parte se oriente a solucionar los problemas del aparato productivo y fortalezca la estrategia competitiva adoptada.

4) Estructura empresarial: Es urgente robustecer la estructura empresarial con una osada cultura de la innovación. Hay que adaptar y crear nuevos modelos de negocios. Una es la empresa tradicional con una estrategia competitiva basada en costos y otra diferente aquella que elabora productos más complejos para clientes con gustos sofisticados.

5) Diálogo público - privado: Se requiere un renovado diálogo entre instituciones y empresarios para construir gobernanza y tomar las decisiones que demanda una estrategia competitiva exitosa. Esta gobernanza dará sus réditos si logra promover el surgimiento de nuevos liderazgos empresariales bajo el entendido que el líder no es aquel con la compañía de mayor tamaño, es el visionario con la capacidad de motivar y animar a todos para hacer realidad la estrategia competitiva.

6) Capital social: La formación de capital social permitirá la construcción de redes de contacto y negocios, algo así como una apropiación del net-working. Esto ayudará a sostener relaciones y redes con otros clústeres, con centros de conocimientos, con mercados y clientes, con proveedores, con empresarios que comparten desafíos similares, con especialistas, etc. Recordemos que las redes de contactos y los espacios de socialización e intercambio de experiencias entre clústeres favorecen la integración y construcción de proyectos colectivos, así como la realización de negocios de mutuo beneficio.

Armando Rodríguez Jaramillo.
Director NaoClúster - armando@naocluster.com

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.

Clúster de cafés especiales se lanza en el Quindío

18 de marzo de 2017 / No Comments
Cerca de 180 empresarios asistieron a la presentación del Clúster de Cafés Especiales realizada en la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío el 16 de marzo, proceso que se originó con la formulación de la Iniciativa Kaldia (2013) del Programa Rutas Competitivas que promovió el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo e INNpulsa Colombia con la mencionada entidad gremial.

La exposición, realizada por Armando Rodríguez Jaramillo (Director de NaoClúster) asesor para la competitividad y clúster de la Cámara de Comercio, se focalizó en explicar qué es un clúster y los beneficios de pertenecer a él, señalando que está comprobado que las empresas que hacen parte de estas aglomeraciones avanzan más que sus rivales de otras regiones.

En el encuentro se expuso que la competitividad depende no solo de estrategia empresarial adoptada para innovar y satisfacer al cliente mediante la creación de valor, sino también de la calidad del entorno en el que se desenvuelven las compañías, por lo que un instrumento como los clústeres ofrece ventajas para articular a los sectores públicos y privados con el propósito de fortalecer la competitividad de las empresas  y mejorar el ambiente para hacer negocios en un territorio.


Se dejó explícito que la gestión del clúster se debe fundamentar en la estrategia competitiva identificada por la Iniciativa Kaldia para este negocio representativo de la actividad económica más importante y tradicional de la región, al tiempo que se habló del mejoramiento de la competitividad y productividad, apropiación de la innovación, transferencia de conocimiento e integración a las cadenas globales de valor con productos y servicios sofisticados que satisfagan los gustos de consumidores nacionales e internacionales que desean café de alta calidad con atributos que los hacen especiales.

Las instituciones

Al acto asistieron representantes de las entidades que apoyan la iniciativa: Gobernación, Alcaldía de Armenia, Comité de Cafeteros del Quindío, Cooperativa de Caficultores del Quindío, Cámara de Comercio, Universidad La Gran Colombia, Universidad del Quindío y Sena con su Escuela de la Calidad del Café, quienes pusieron al servicio del clúster sus capacidades institucionales

Los empresarios

Por su parte, los empresarios señalaron su complacencia por la presentación y su deseo de participar en la construcción de una nueva forma de diálogo con los gobiernos, gremios y universidad alrededor de lo que realmente se necesita mejorar en los diferentes eslabones de la cadena, desde el cultivado hasta la taza, y competir en el negocio de los cafés especiales. Algunos hicieron hincapié que ya era hora de trabaja de forma articulada por un producto que le dio identidad al departamento y se articula de forma exitosa con el turismo.

Los pasos a seguir

Los pasos propuestos para la organización del clúster fueron: mapeo de empresas, consolidación de la estrategia competitiva, identificación de una cartera de actividades y proyectos, definición de roles y responsabilidades, acuerdos de gobernanza, consolidación de un equipo técnico y mecanismos de difusión y atracción, para lo cual se harán reuniones con empresarios de todos los eslabones de la cadena con el fin de aumentar la masa crítica de empresas y estimular nuevos liderazgos empresariales.

La reputación regional

Al final se dejó el mensaje que los clústeres son poderosos instrumentos de marketing territorial para atraer inversiones y fomentar emprendimientos y, sobre todo, para crear reputación regional que generen marca, prestigio y recordación.

Armando Rodríguez Jaramillo
Director NaoClúster - armando@naocluster.com

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.