News Ticker

Menu

Browsing "Older Posts"

Empresas con capacidad de adaptación

14 de febrero de 2017 / No Comments
La frase: “No es el más fuerte que sobrevive; tampoco el más inteligente. Sobrevive aquel que se adapta mejor al cambio”, del naturalista inglés Charles Robert Darwin (1809 – 1882) reconocido por ser el científico más influyente de los que plantearon la idea de la evolución biológica, es una expresión apropiada para hacer referencia a la capacidad de adaptación que deben tener las empresas en un mundo sometido a innovaciones que sofistican las formas de producir y las preferencias del consumidor.

Se infiere, entonces, que no es garantía de sobrevivencia ser grande en el mercado (Kodak, Blockbuster y Pan Americam.) ni tener conocimientos acumulados, patentes y talento humano de excelencia, si las empresas no tienen apertura mental y capacidad de acomodo a variaciones del entorno. En tiempos de la cuarta revolución industrial, las dinámicas impulsadas por adelantos como la inteligencia artificial y el internet de las cosas, hacen que las organizaciones se muevan en ambientes inciertos que las obliga a tener la agilidad estratégica necesaria para entender los desafíos y adaptar sus modelos de negocios.

Las ventajas competitivas de las empresas, cualquiera sea el sector y negocio en el que participen, pueden no serlo en pocos años (o incluso en meses) a consecuencia paradigmas nuevos como, por ejemplo, la economía colaborativa con Uber y Airbnb en transporte y alojamiento respectivamente. Es por esto que aquellas organizaciones que se la juegan por dejar la rigidez tradicional y adoptan esquemas flexibles que permitan detectar e interiorizar a tiempo nuevas realidades sin confiarse demasiado en sus fortalezas presentes, tienen mayores probabilidades de subsistir y crecer mediante la construcción de otras ventajas competitivas. La clave está en cambiar antes que sea necesario hacerlo, una cosa son los costos y beneficios de anticipar y otra los de responder a la crisis.

Esta capacidad de cambio estratégico, si bien puede ser desarrollada e incorporada al ADN de cada empresa de forma individual aportando capacidades para evolucionar y responder a desafíos como los de las tecnologías disruptivas, nuevos espacios de mercado, competidores audaces, mayores estándares de productividad, eficiencias logísticas y nuevas normativas; es evidente que la experiencia muestra que aquellas empresas que participan en iniciativas clúster tienen a su alcance instrumentos más poderosos para anticiparse a las tendencias de los negocios, identificar oportunidades y adoptar estrategias adecuadas.

De ahí que una iniciativa clúster, por ser una concentración de firmas alineadas en negocios específicos con desafíos similares, que cuenta con apoyo de gobiernos, universidades, centros de I+D+i y gremios, constituye una masa crítica con la oportunidad de intercambiar conocimientos al interior y exterior del clúster facilitando el flujo de ideas, la solución de problemas, la transferencia de tecnología y la práctica asuntos como el de la innovación abierta, lo que la convierte en un instrumento apropiado para identificar las necesidades de cambio y detectar e implementar modelos de negocios atractivos y rentables.

Como las pymes, por su naturaleza, tienen muchas limitaciones y dedican gran parte de sus recursos y esfuerzos en el día a día, carecen de la capacidad requerida para adelantar ejercicios de prospectiva seguidos de análisis rigurosos en función de qué estrategia competitiva adoptar, proceso que si puede asumir una iniciativa clúster por contar con una masa crítica que oriente la estrategia en la dirección adecuada. Esta posición sobre la importancia de los clúster para identificar y adoptar estrategias ganadoras, la expone claramente Joan Martín Estévez (Clúster practitioner) en su libro “Clústers. Estrategia ganadora y trabajo en equipo” (Editorial Empresa Activa, 2013): Los clústers no solo fijan la dirección a seguir sino que al mismo tiempo aportan esperanza ya que muestran las estrategias ganadoras, posibilitan su implantación mediante proyectos y aportan compañeros de viaje, en definitiva, esta es su propuesta de valor”.

Armando Rodríguez Jaramillo

Director NaoClúster
armando@naocluster.com

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.

Novedoso canal comercial para el sistema moda

5 de febrero de 2017 / No Comments
La industria textil-confecciones es una de las manufacturas más representativas del país sobre la que se ha consolidado el denominado sistema moda con diseñadores de renombre en pasarelas afamadas como Bogotá Fashion Week, Internacional Footwear and Leather Show, Cali Exposhow, Ixel Moda, Plataforma K, Colombia Moda y Colombiatex

Pero en este mundo glamoroso no participan de igual a igual las más de 10.000 unidades productivas de confecciones que según el Programa de Transformación Productiva (PTP) del Ministerio de Comercio Industria y Turismo de Colombia confeccionan para los mercados internos y de exportación.

Varias son las marcas icónicas nacionales como Studio F, Tennis, Arturo Calle, Mario Hernández y Bossi que compiten con otras internacionales como Zara, Mango y Bershka. Sin embargo, detrás de ellas y de afamados diseñadores, hay empresas de menor calado con gran impacto en la economía, pero sin la visibilidad de los grandes jugadores. Son firmas que se esfuerzan por participar en un negocio altamente competitivo y por resistir al embate de las mercancías de oriente y el del contrabando que inunda el comercio con prendas de bajo costo.

Uno de sus principales desafíos son los canales de comercialización, pues pocos tienen el músculo financiero y logístico para abrir almacén propio (mono-marca) lo que los pone en inferioridad de condiciones para llegar con su identidad de marca al consumidor final.

Nuevo modelo de negocio.

De ahí que hayan surgido nuevos modelos de negocios que responden a las necesidades de empresas que viven esta situación. Se trata de crear canales de ventas que concentran en un solo almacén, de características Premium en zonas comerciales reconocidas, varias marcas con una oferta atractiva para los consumidores y menor costo para los empresarios. En ultimas, el modelo aporta visibilidad a las firmas sin que deban recurrir a la apertura de almacenes propios.

Este innovador concepto en el sector Retail/Moda se viene implementado en España por Libélula Shop como un modelo de negocio que soporta los costos vinculados a la actividad comercial (local comercial, personal cualificado en ventas, marketing y gestión administrativa, suministros, seguros, etc.) integrando las firmas de confecciones bajo un mismo concepto sin perder la personalidad de cada marca que tiene su sitio de exposición y recibe como servicio la gestión logística, etiquetado y recepción de mercancías, control de ventas por referencia y por marcas, gestión económica de los flujos de caja y demás aspectos para hace posible la integración en una única plataforma. 

Obviamente que las marcas de moda para hombres y mujeres de diferentes edades y perfiles deben ser cuidadosamente seleccionadas para asegurarle al cliente una experiencia de compra satisfactoria. En el modelo las firmas tienen la responsabilidad de soportar el stock para que haya reposición de mercancías conforme se producen las ventas, esto con el fin de mantener su espacio atractivo y optimizar sus ventas.

A diferencia de las grandes superficies multimarca que operan bajo el modelo tradicional de encargar grandes volúmenes de stok, que, en el caso de no ser vendido, el fabricante es quien corre el riesgo y por consiguiente las pérdidas que esto acarrea, las marcas asumen un costo fijo de servicio por utilización del espacio acorde a sus dimensiones, así como un costo variable sobre las ventas que se generen. Este supone una alta formación de los empleados de la tienda en las características de cada marca con espacio reservado en la misma.

Sin embargo, no sólo es un espacio para las marcas, también se hallan objetos de arte y decoración, comidas y organización de eventos en los que escuelas de modelaje, diseñadores emergentes y emprendedores conviven con firmas consolidadas mostrando sus creaciones y aprendiendo entre sí con evidentes sinergias.

El tipo de negocio descrito conduce a que las empresas que comparten el local colaboran de forma indirecta, sin proponérselo, atrayendo a los compradores por lo variado de la oferta. Esto genera un espacio propicio para que emprendedores y firmas de menor recorrido testeen sus innovaciones, aprendan como se compite, se beneficien de la capacidad de atracción de compañías con mayor bagaje, realicen netwoorking y tengan trato directo con el consumidor para conocer sus criterios de compra.

Esta nueva estrategia de comercialización arroja resultados positivos y es para muchas firmas del sistema moda una forma novedosa de llegar al consumidor final sin someterse a las condiciones difíciles que imponen las grandes superficies a las empresas pequeñas.

Armando Rodríguez Jaramillo.
Director NaoClúster - armando@naocluster.com

Deja tu comentario y haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos. Gracias.