News Ticker

Menu

Clusters con gobernanza incluyente

Aunque los clústeres han estado en el centro del debate del desarrollo productivo en los últimas dos décadas rivalizando con los distritos industriales tan en boga durante la segunda mitad del siglo pasado, ambos coinciden en reconocer los buenos resultados que aporta la acción colectiva de las empresas e instituciones en un determinado entorno territorial.

Esta acción colectiva, que es la forma en la que las empresas e instituciones (públicas y privadas) interactúan y, en ocasiones, cooperan, se relaciona de forma directa con la competitividad, innovación y productividad. Sin embargo, esto tan sencillo de decir, es complejo de coordinar y articular para no caer en la paradoja existente en los negocios entre competitividad y cooperación, de ahí que sea preciso establecer mecanismos de gobernanza entre los agentes del clúster, propósito que no deja de ser una novedad social, empresarial e institucional en construcción.

Si se piensa en la gobernanza como la “organización entre empresas e instituciones que hace posible la distribución del poder para adoptar decisiones clave con participación de empresas en la identificación de objetivos, estrategias y políticas”, se entiende la complejidad y heterogeneidad de intereses que se dan al interior de los clúster en los que la cohesión de los agentes está determinada por su capacidad de relacionarse y participar en un mismo negocio -por lo general en los distritos industriales las empresas participan en un mismo sector industrial-  como propósito común.
La gobernanza supone la organización de empresarios e instituciones con autonomía e interdependencia, razón por la cual es fundamental apuntar al diseño y estructuración de un modelo que no sea impuesto, por cuanto, en esencia, de lo que se trata, es acerca de las relaciones de poder y la toma de decisiones al interior de un determinado sistema productivo.
Cuando las relaciones de poder se concentran en empresarios con cierto nivel de fortaleza, liderazgo y capacidad de influencia territorial, el clúster termina direccionado por este poder apocando la importancia del acompañamiento institucional, lo que conduce a una gobernanza autosuficiente. En el otro extremo, cuando las decisiones son asumidas o inducidas por agentes del gobierno mediante el favorecimiento y destinación de recursos públicos se dice que se opera bajo una gobernanza capturada, modelo que también se da cuando es un gremio o asociación con poder territorial el que decide el destino del clúster. Ambos escenarios operan bajo la habilidad desarrollada por un grupo dominante o influyente para concentrar las relaciones de poder y la toma decisiones.
En contraposición a las autosuficientes y capturadas, el modelo de gobernanza incluyente permite explorar arquetipos de distribución de poder entre los agentes del clúster con reglas y procedimientos legítimos en la toma de decisiones que fortalezcan la competitividad de las empresas. Lo realmente importante es quién o quiénes toman las decisiones estratégicas y cómo lo hacen para que estas no sean raptadas por un grupo dominante. El foco de la gobernanza lo constituye la estrategia definida con foco en la rentabilidad del negocio en el que participa el clúster, objetivo ulterior de la competitividad, por lo que el modelo se debe afincar en redes interdependientes que reflejen los intereses de los agentes del clúster y su prosperidad, por lo que hay que separar la coordinación de acciones de la centralización del control.
Así las cosas, ciertos elementos son importantes para que la gobernanza incluyente produzca beneficios:
  • La coordinación debe englobar las relaciones de los agentes locales del clúster y las relaciones con agentes externos a la aglomeración.
  • Los acuerdos de gobernanza deben ser flexibles en el tiempo con el fin de lograr equilibrios en la organización y que la toma de decisiones se haga consultando los intereses de los involucrados.
  • La maduración y consolidación de las gobernanzas requiere de una acción paralela de aprendizaje colectivo (instituciones y empresarios) que retroalimente el modelo e impulse los cambios evolutivos que modifican las relaciones de poder.  La concentración de poder condiciona el aprendizaje y limita las posibilidades de desarrollo del clúster.
  • Las empresas deben ser conscientes de las ventajas que tienen de pertenecer al clúster para que la gobernanza cumpla su papel.  Esto proporciona identidad y sentido de pertenencia.
  • Son las empresas, en asocio con los centros de investigación e innovación, las que deciden hacia dónde se direcciona un clúster y en qué negocios competir. Son las instituciones las que acompañan y apoyan las estrategias de los clústeres.

En conclusión, dado el creciente interés en las políticas clúster como instrumento de desarrollo productivo regional, es recomendable determinar la efectividad del modelo de gobernanza que le conviene a una determinada aglomeración, definiendo el rol de empresarios e instituciones y las demandas de los clúster ante los desafíos de la globalización, labores que si bien puede contar con asesoría y acompañamiento externo, amén de consultar experiencias exitosas a manera de un benchmarking, sólo pueden ser realizables por los mismos agentes del clúster.

Armando Rodríguez Jaramillo.


Haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos

Share This:

Post Tags:

Jillur Rahman

I'm Jillur Rahman. A full time web designer. I enjoy to make modern template. I love create blogger template and write about web design, blogger. Now I'm working with Themeforest. You can buy our templates from Themeforest.

No Comment to " Clusters con gobernanza incluyente "

Gracias por participar

  • To add an Emoticons Show Icons
  • To add code Use [pre]code here[/pre]
  • To add an Image Use [img]IMAGE-URL-HERE[/img]
  • To add Youtube video just paste a video link like http://www.youtube.com/watch?v=0x_gnfpL3RM