News Ticker

Menu

Ser grande no da seguridad

La historia de las empresas está hecha de éxitos y fracasos. En la cima se ven compañías poderosas como Apple, Samsung, Microsft, Simmens y Google, que por su tamaño, capacidad de innovación y liderazgo, pocos se atreverían a decir que pueden sucumbir y quedar en el olvido absoluto. No obstante, muchos son los casos de organizaciones exitosas del pasado que hoy apenas se les recuerda, por lo que la pregunta acerca de cuál será el próximo gigante en desaparecer siempre ronda en el ambiente.

De ahí que observar en retrospectiva a tres grandes que ya no están sirve para pensar que las empresas, por sólidas que parezcan, siempre están expuestas a competidores dinámicos que innovan y a consumidores que buscan más por su dinero.

  • Kodak. Esta compañía multinacional, dedicada al diseño, producción y comercialización de equipos fotográficos, inició operaciones en Estados Unidos en 1888. Su éxito comercial estuvo asociado a la innovación en cámaras fotográficas que podían ser llevadas a todas partes y ser accionadas por cualquier persona, y a la introducción del carrete de celuloide que permitió cambiar la película a plena luz. Durante el siglo XX las cámaras, rollos y revelado Kodak dominaron el mercado por lo que fue reconocida como la marca más popular de la fotografía. Sin embargo, a pesar que la organización sabía de los adelantos de la tecnología digital durante los años setenta y ochenta, y luego de haber desarrollado algunas patentes, decidieron seguir con un modelo de negocio fundamentado en las máquinas de fotografía a base de películas y en el negocio del revelado, es decir, tomaron la decisión de continuar con la óptica y la química en un mundo digital, lo que los llevó a ser superado por sus competidores.

  • Pan Americam. La compañía, fundada en 1927 con el nombre de Pan American Wold Airways y conocida como Pan Am, fue la aerolínea comercial más emblemática de los Estados Unidos. Esta aerolínea, que contribuyó como ninguna al desarrollo de los viajes transoceánicos y se caracterizó por el excelente servicio en sus vuelos y la comodidad de sus aviones, amén de una estratégica publicidad que aprovechó la capacidad de penetración de Hollywood, llegó a convertirse en parte del “sueño americano” y en la aspiración de muchos jóvenes que anhelaban ser pilotos y azafatas. Luego de años difíciles que empezaron con la crisis del petróleo en los setenta, Pan Am fue blanco de un atentado terrorista en Escocia (Lockerbie) en diciembre de 1998 que dejó un saldo trágico de 259 personas muertas, hecho que terminó por agudizar su crisis financiera viéndose obligada a vender sus rutas y aviones para finalmente ser declarada en bancarrota el 4 de diciembre de 1991.

  • Blockbuster.   Fue la cadena de alquiler de videojuegos y películas más grande en Estados Unidos. La compañía, nacida en 1985 en Dallas (Texas), llegó a tener en 2004 un total de 9.000 tiendas y 60.000 empleados a nivel mundial tras un vertiginoso crecimiento en el que parecían no tener competidores. Sin embargo, todo cambió con la tecnología. Fue así como mientras la gente usaba cada vez más el internet para buscar entretenimiento, Blockbuster pasó de alquilar videojuegos y películas en sus tiendas a idear un ambicioso servicio de suscripción por correo. Luego, cuando entraron al mercado Netflix o Redbox con plataformas de suscripción vía streaming, el gigante del alquiler de películas intentó transformarse pero no pudo competir con los precios de sus competidores, y mientras todo esto sucedía, la industria del cine se reinventó para ofrecer en sus salas comodidad y nuevas experiencias a sus clientes. Al final, todo terminó por precipitar que Blockbuster cerrara su última tienda en 2013.

Estos casos muestran lo dinámico que es el mundo de los negocios dominado por la tecnología y la innovación, con un universo de consumidores hiperinformados que son infieles a las marcas, que quieren recibir más por su dinero y que están dispuestos a pagar por el producto o servicio que les de la mayor satisfacción y experiencia. Ninguna empresa, por grande o vanguardista que sea, se puede sentir con clientes cautivos y un futuro asegurado, pues los negocios se asemejan a una carrera con metas móviles en la que sólo el que está dispuesto a reinventarse puede triunfar.

Armando Rodríguez Jaramillo.

Director NaoClúster - armando@naocluster.com

Haz clic en los botones de redes sociales y comparte el artículo con tus amigos

Share This:

Post Tags:

Jillur Rahman

I'm Jillur Rahman. A full time web designer. I enjoy to make modern template. I love create blogger template and write about web design, blogger. Now I'm working with Themeforest. You can buy our templates from Themeforest.

No Comment to " Ser grande no da seguridad "

Gracias por participar

  • To add an Emoticons Show Icons
  • To add code Use [pre]code here[/pre]
  • To add an Image Use [img]IMAGE-URL-HERE[/img]
  • To add Youtube video just paste a video link like http://www.youtube.com/watch?v=0x_gnfpL3RM