News Ticker

Menu

Browsing "Older Posts"

Ser grande no da seguridad

31 de mayo de 2016 / No Comments
La historia de las empresas está hecha de éxitos y fracasos. En la cima se ven compañías poderosas como Apple, Samsung, Microsft, Simmens y Google, que por su tamaño, capacidad de innovación y liderazgo, pocos se atreverían a decir que pueden sucumbir y quedar en el olvido absoluto. No obstante, muchos son los casos de organizaciones exitosas del pasado que hoy apenas se les recuerda, por lo que la pregunta acerca de cuál será el próximo gigante en desaparecer siempre ronda en el ambiente.

De ahí que observar en retrospectiva a tres grandes que ya no están sirve para pensar que las empresas, por sólidas que parezcan, siempre están expuestas a competidores dinámicos que innovan y a consumidores que buscan más por su dinero.

Millennials rurales serán portadores del cambio

20 de mayo de 2016 / 2 Comments
La segunda mitad del siglo XX presenció un cambio demográfico sin precedentes que se caracterizó por procesos de despoblamiento del campo y acelerada urbanización, hechos que cambiaron las relaciones territoriales y puso en el centro del debate la necesaria retención de la juventud en las zonas rurales para contrarrestar el envejeciendo de la población campesina y, por ende, la de los empresarios rurales.

Esta migración, de alguna forma, estuvo impulsada por las brechas entre el campo y la ciudad que volvió atractivas las zonas urbanas por su aparente mejor nivel de vida, mayor oferta de servicios y trabajo, mas oportunidades y acceso a información y tecnología (TIC).

Pero no hay que olvidar el rol que desempeña la población rural como productora de alimientos, siendo sus hijos, los coetáneos de los Millennials urbanos de los que poco se habla, los llamados a ser los próximos decisores agroempresariales.

Los Millennials, que hasta ahora han sido patrimonio citadino, son los nacidos entre 1981 y 1995 que llegaron a su edad adulta cuando apenas despuntaba el siglo XXI y representan casi el 30% de la población latinoamericana y cerca de las dos terceras partes de la fuerza laboral global. Esta generación se caracteriza por ser nativos digitales que asumen la tecnología como parte de su ser y no imaginan su vida sin conexión a internet y sin la relación cotidiana con una pantalla (computador, celular o tableta)que les da movilidad y la posibilidad e acceder a múltiple información y usar diversas aplicaciones que facilitan su trabajo y divertimiento. Esto hace que estén conectados en tiempo real y de forma simultánea con personas, fuentes de datos e información global, por lo que son conocidos como ciudadanos digitales.

La ruptura de brechas entre el campo y la ciudad.

En consecuencia, las tecnologías de la información y las comunicaciones  nos enfrentan a la lógica de la simultaneidad que conlleva a una ruptura de tiempo y espacio que tiene el potencial de romper la división entre lo urbano y lo rural, redefiniendo las brechas entre estos dos mundos. Hoy se acepta que las brechas se  relacionan más con la forma en que las personas acceden y se apropian de las tecnologías y menos con el lugar que habitan, lo cual democratiza las oportunidades y permite que los jóvenes sean Millennials en el campo y la ciudad.

De ahí que si la llamada revolución verde de la segunda mitad del siglo XX, fundada en la mecanización, uso de agroquímicos y semillas mejoradas transformó la agricultura, la incorporación de las TIC en este milenio traerán cambios impensados en las esferas productiva, administrativa y comercial de la empresa agropecuaria. Es por esto que las comunicaciones, de por sí deficientes en el sector rural, adquieren una nueva dimensión que ayuda a la toma de decisiones y aumenta las oportunidades del empresario rural. Veamos algunos ejemplos.

  • El celular mejora la comunicación con los vecinos, proveedores y clientes y hace posible que el productor resuelva de manera expedita situaciones cotidianas de la vida rural.
  • El correo electrónico y la mensajería (chats y WhatsApp) facilitan el intercambio de información útil como asesorías técnicas, información de mercados, cotizaciones, consultas a centros de transferencia tecnológica y oferta y demanda de productos.
  • La transmisión de fotos y videos son un medio de diagnóstico y recomendación frente a situaciones fitosanitarias, prácticas de riego, aplicación de fertilizantes, mecanización y demás actividades complejas de la producción que requieran asistencia en tiempo real.

Total que la clásica concepción de lo rural como lo opuesto a lo urbano empieza a ser revaluada en razón a que la tecnología hace difusa la frontera entre el campo y la ciudad, aportando un nuevo enfoque territorial en el que ambos hacen parte de un sistema de relaciones sociales, económicas y ambientales.

Los millennials rurales.

Está tendencia empieza a seducir a los jóvenes que descubren que el campo no tiene porque ser sinónimo de lejanía, limitaciones y austeridad, que desde el cultivo pueden estar conectados con el mundo del conocimiento y los negocios, que hacen parte del flujo económico y de la información, y por qué no, del entretenimiento.

Hay que fomentar el empoderamiento de millennials rurales, sobretodo  si tienen formación técnica o profesional en alguna área del saber agropecuario o son hijos de empresarios del campo, pues ellos serán más sensibles a los cambios y proclives a usar la tecnología para mejorar su competitividad, interactuar y trabajar de forma simultánea con proveedores y compradores, recibir asistencia técnica, estudiar virtualmente y hacer comercio electrónico, acciones estas que los arraigaría a sus territorios aminorando la tentación de ir a los centros urbanos porque sentiran que tienen igualdad de oportunidades.

Esto reafirma que las TIC tienen un gran potencial de cambio. Los Millenians de los agronegocios poco a poco se convertirán en los próximos decisores del sector rompiendo las concepciones tradicionales de la producción rural. Como la brecha, reitero, entre lo rural y urbano no está dada por el lugar que se habita, sino que se relaciona con la forma en la que las personas se apropian de la tecnología, nos enfrentamos a la necesidad de promover el desarrollo de una generación de millenians rurales a manera de Caballo de Troya para la transformación del campo.

Armando Rodríguez Jaramillo

Si te gustó, haz clic en los botones de redes sociales
y compártelo con tus amigos.