News Ticker

Menu

Innovación y apertura mental

Al comparar los primeros lugares del Índice Mundial de Innovación[1] (2014) y del Índice de Competitividad Global[2] (2014 – 2015) se observa que entre los diez primeros puesto ocho países se ubican como los más innovadores y competitivos, lo que evidencia la estrecha relación que existe entre estos dos factores y la importancia de apuntarle al conocimiento y productividad para lograr el desarrollo y bienestar.

Puesto
Índice Mundial de Innovación 2014
Índice de Competitividad Global (FEM) 2014–2015
1
Suiza
Suiza
2
Reino Unido
Singapur
3
Suecia
Estado Unidos
4
Finlandia
Finlandia
5
Países Bajos
Alemania
6
Estado Unidos
Japón
7
Singapur
Hong Kong
8
Dinamarca
Países Bajos
9
Luxemburgo
Reino Unido
10
Hong Kong
Suecia


Estos índices están indicando la necesidad de cambiar la actitud frente a la innovación. Así lo entendieron Corea del Sur y Singapur, naciones que hace medio siglo estaban entre las más pobres del planeta y ahora se hallan entre las de mayor ingreso per cápita, gracias a que adoptaron una educación de calidad y una cultura de la innovación.

La educación y el pensamiento diferente.

En esta era de la economía del conocimiento es inobjetable que el trabajo mental tiene mayor valor que el trabajo manual, hecho que está perfilando un nuevo paradigma que aún no es visto en su verdadera dimensión por la mayoría de políticos de latinoamericanos.

No hay duda que para progresar debemos apuntarle a la innovación y la tecnología, para ello hay que cambiar el modelo educativo basado en la memorización y repetición por uno que privilegie el pensamiento lógico y en el raciocinio crítico. Pero sólo con esto no basta, pues además es  necesario comprometernos con una mayor apertura mental hacia las personas que piensan diferente y hacia el fracaso.

Una característica de los núcleos de innovación como el Silicon Valley es la multiplicidad del pensamiento. Así como en la naturaleza la diversidad genética determina el potencial de evolución, la ebullición de ideas y de puntos de vista diferentes crea ecosistemas de pensamiento megadiversos, lo que es, en esencia, el ambiente dónde se incuba la creatividad que desemboca en innovación.

El fracaso no es malo.

La otra particularidad de estos lugares, es que asumen el fracaso como una forma de aprendizaje, valiosa por demás, porque el éxito al primer intento generalmente está más relacionado con la suerte o la serendipia.

En la vida de los mayores innovadores el éxito es el resultado una larga sucesión de intentos fallidos. Así que debemos de dejar de estigmatizar a los que no triunfan en los primeros ensayos, pues conocer y valorar lo qué no se debe hacer para transformar las ideas y la creatividad en innovación, es aprender cómo se hacer mejor y avanzar hacia la cultura del progreso.

Armando Rodríguez Jaramillo
Director NaoClúster - armando@naocluster.com


[1] El Índice es una publicación conjunta de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Universidad de Cornell y el INSEAD.
[2] Foro Económico Mundial

Share This:

Jillur Rahman

I'm Jillur Rahman. A full time web designer. I enjoy to make modern template. I love create blogger template and write about web design, blogger. Now I'm working with Themeforest. You can buy our templates from Themeforest.

No Comment to " Innovación y apertura mental "

Gracias por participar

  • To add an Emoticons Show Icons
  • To add code Use [pre]code here[/pre]
  • To add an Image Use [img]IMAGE-URL-HERE[/img]
  • To add Youtube video just paste a video link like http://www.youtube.com/watch?v=0x_gnfpL3RM